Última hora
This content is not available in your region

Austria deja a las estaciones de esquí fuera del confinamiento

euronews_icons_loading
Austria deja a las estaciones de esquí fuera del confinamiento
Derechos de autor  Euronews
Tamaño de texto Aa Aa

Cita con la nieve en Austria. A pesar de las restricciones vigentes en el país, las estaciones de esquí han dado inicio a la temporada invernal. Los austríacos pueden practicar deportes como el esquí, exento de medidas restrictivas contra el coronavirus en lo que respecta a la movilidad de los ciudadanos.

Alemania e Italia habían exigido el cierre de las estaciones de esquí en toda Europa durante las vacaciones de Navidad pero países como Austria y Suiza se han negado.

"Con este tiempo, es simplemente increíble", declara un ciudadano en la estación de Goldeck, en el sur de Austria.

"Los que tienen miedo deben quedarse en casa. Los demás pueden divertirse", añade otra ciudadana en la misma estación alpina.

Durante el fin de semana muchas estaciones de esquí, en Austria, llegaron al límite de su capacidad. La Policía cerró varias de las carreteras de acceso y los visitantes tuvieron que llevar su propia comida ya que la hostelería permanece cerrada. En el teleférico es obligatorio llevar mascarillas con un filtro suplementario.

"Tú y yo llevamos este tipo de mascarillas. Es simplemente para protegernos contra los aerosoles que podrían acumularse en una cabina de teleférico como esta. Estoy muy agradecido a nuestros visitantes por su disciplina a la hora de cumplir con este requisito. Creo que si lo hacemos así, el esquí resulta inofensivo y saludable, incluso en tiempos como estos", señala Marcus Kaller, director general de la estación Goldeck Bergbahnen.

Salvo en las pistas de esquí y las de hielo, Austria es un país desierto. Los austríacos afrontan su tercer confinamiento 'duro'. Tiendas, colegios y restaurantes están cerrados. Las autoridades aconsejan recargar la energía al aire libre; por ejemplo en la mayor pista de hielo natural de Europa: el lago Weissensee.

"Deportes como el esquí, tienen como objetivo alegrar la vida de los austriacos durante el confinamiento. A mediados de enero, se contemplan pruebas masivas a nivel nacional para determinar quién podrá frecuentar los establecimientos hosteleros y quién deberá quedarse en casa", concluye Johannes Pleschberger, corresponsal de Euronews en Austria.