Última hora
This content is not available in your region

Brexit | Viajar, estudiar, hacer negocios ¿Qué cambia a partir del 1 de enero de 2021?

El primer ministro británico Boris Johnson en rueda de prensa en Downing Street, Londres, el jueves 24 de diciembre de 2020.
El primer ministro británico Boris Johnson en rueda de prensa en Downing Street, Londres, el jueves 24 de diciembre de 2020.   -   Derechos de autor  Paul Grover/Pool Photo via AP
Tamaño de texto Aa Aa

Se esperan grandes cambios a ambos lados del Canal de la Mancha en el año nuevo, cuando todos los efectos del Brexit entren finalmente en vigor.

Reino Unido dejó oficialmente la Unión Europea en enero de 2020, pero un período de transición posterior a Brexit ha mantenido la mayoría de los acuerdos existentes. Una vez que esto expire el 31 de diciembre, las normas de la UE dejarán de aplicarse al Reino Unido.

Estos cambios habrían ocurrido incluso si Londres no hubiera acordado un acuerdo comercial post-Brexit con Bruselas la semana pasada.

En este artículo, analizamos el impacto en las personas, centrándonos en la residencia, los viajes y los intercambios entre el Reino Unido y el continente.

Fin de la libre circulación

Entre las normas que dejarán de aplicarse a partir de enero de 2021 figuran las relativas a la libertad de circulación (un derecho condicional y no absoluto de los ciudadanos de la UE a trasladarse a otros países de la UE para vivir y trabajar). Los ciudadanos de la UE ya no tendrán derecho a trasladarse al Reino Unido para trabajar y establecerse, y viceversa.

Reino Unido introducirá una nueva política de inmigración a partir de enero de 2021, tras haber aprobado una nueva legislación. Con arreglo al sistema previsto basado en puntos para atraer trabajadores cualificados, los ciudadanos de la UE ya no tendrán un trato preferencial.

Un documento de política gubernamental de febrero de 2020 decía que uno de los objetivos era acabar con "la dependencia de la mano de obra barata de Europa".

Mientras tanto, la capacidad de los ciudadanos británicos establecidos en un país de la UE para desplazarse libremente a otras naciones del bloque después de Brexit -un derecho del que han disfrutado hasta ahora- no estaba cubierta en el acuerdo de divorcio. Tal como están las cosas, este derecho terminará en 2021.

Derechos de residencia

Los ciudadanos de la UE que ya residan en Reino Unido a finales de 2020 -y los británicos que vivan en el continente- tienen derecho a permanecer y conservar los derechos existentes, en ámbitos como el empleo y la seguridad social. Esto se rige por los términos vinculantes del acuerdo de divorcio de Brexit.

Sin embargo, los permisos de residencia serán necesarios en el futuro. Ha habido muchas quejas sobre cómo están funcionando en la práctica los nuevos acuerdos para los nacionales de la UE en Reino Unido, especialmente dada la ausencia de cualquier documento de residencia física proporcionado por el Gobierno británico.

Reglas de viaje

La UE ha advertido que para los visitantes de Reino Unido a la UE, la entrada será probablemente menos directa a partir de 2021.

En un documento publicado por la Comisión Europea en julio, se dijo que los británicos serán "sometidos a controles exhaustivos" en las fronteras al entrar en los países de la UE (aparte de Irlanda) y en el espacio Schengen, ya que serán "tratados como nacionales de terceros países".

Por regla general, los ciudadanos británicos no necesitarán visados para permanecer en los países de la UE durante un máximo de 90 días en un período de 180 días, siempre que no trabajen, de conformidad con el Código de Fronteras de Schengen. El Gobierno británico aconseja a los viajeros de Reino Unido que se aseguren de que sus pasaportes tengan una validez mínima de seis meses y que hayan sido expedidos hace menos de 10 años.

La constatación de que los británicos ya no pueden pasar tiempo ilimitado en segundas residencias en el continente ha provocado la indignación de algunos sectores de la prensa británica. Pero estas son las reglas que siempre se han aplicado a los ciudadanos no comunitarios.

En cuanto a la duración de la visita de los ciudadanos británicos a Francia, el ministro francés de Asuntos Europeos, Clément Beaune, dijo en una reciente respuesta parlamentaria que podría negociarse una mayor flexibilidad en el futuro."Debo decir que nuestros amigos británicos tienen bastante poco apetito por negociar sobre este punto del acuerdo", añadió.

Los visitantes de la UE a Reino Unido podrán quedarse más tiempo: pueden visitarlo como turistas hasta seis meses sin visado, según las normas de inmigración para visitantes extranjeros exentos de visados de corta duración.

Tampoco se les permitirá trabajar o intentar vivir en el Reino Unido mediante visitas frecuentes o sucesivas. Los pasaportes deben ser válidos durante la duración de la estancia, y se puede pedir a los visitantes detalles de los arreglos de alojamiento, apoyo financiero y viajes de regreso.

Un documento nacional de identidad será suficiente para entrar en el Reino Unido hasta octubre de 2021, momento en que se necesitará un pasaporte. Los residentes de la Unión Europea en Reino Unido y algunas otras categorías de viajeros pueden entrar con un documento nacional de identidad hasta el final de 2025.

Es posible que los pasajeros que viajen entre la UE y Reino Unido ya no estén protegidos por los derechos de los consumidores de la UE en función de su medio de transporte, añade la Comisión Europea.

Tarjetas de seguro médico

Hasta ahora, el plan de la Tarjeta Europea de Seguro Médico de la UE había permitido a los ciudadanos del Reino Unido y de la UE acceder a la asistencia sanitaria estatal mientras viajan al extranjero. Esto cubre condiciones preexistentes así como cuestiones relacionadas con el parto y el embarazo. Sin embargo, no garantiza un tratamiento gratuito ni equivale a un seguro de viaje.

Tal como están las cosas, después del 31 de diciembre de 2020, estas tarjetas ya no serán válidas para los británicos que visiten el continente ni para los ciudadanos de la UE que visiten Reino Unido.

A menos que los ciudadanos de la UE se hayan asentado o preestablecido en Reino Unido, necesitarán un seguro médico privado, ya que el tratamiento del NHS (Servicio Nacional de Salud) ya no será gratuito.

El Gobierno británico aconseja a la mayoría de los británicos que viajan a los países de la UE contratar un seguro de viaje con cobertura médica.

Sin embargo, algunas categorías pueden solicitar tarjetas emitidas por Reino Unido para visitas europeas a partir de 2021: entre ellas se incluyen los pensionistas británicos que ya viven en la UE, los estudiantes británicos que ya estudian allí, los nacionales de la UE que ya viven en el Reino Unido y los "trabajadores fronterizos", es decir, las personas que viven en un país y trabajan en otro.

Reino Unido ha tratado de negociar un acuerdo recíproco para los visitantes de corta duración entre el país y la UE.

Permisos de conducir y seguro

El Gobierno de Reino Unido aconseja a los automovilistas que se dirigen a la UE llevar un Permiso de Conducir Internacional (IDP), así como su licencia del Reino Unido, en algunos países a partir de enero.

Los titulares de permisos dl Reino Unido que viven en un país de la Unión Europea pueden necesitar cambiar su documento por un permiso nacional de su país de acogida. El Gobierno británico ofrece asesoramiento individual para cada país de la UE.

Los visitantes de la UE al Reino Unido no necesitarán un permiso británico o internacional, según el Gobierno británico.

La Comisión Europea se ha abstenido de tomar una decisión que exime a los conductores del Reino Unido de la necesidad de llevar una "tarjeta verde" de seguro internacional, lo que demuestra que los automovilistas visitantes tienen una cobertura mínima de seguro obligatorio.

Los automovilistas que residen en los países del Espacio Económico Europeo (EEE) no tienen que llevar la tarjeta verde cuando visitan otras naciones de la zona.

La Asociación Británica de Corredores de Seguros (BIBA, por sus siglas en inglés) ha aconsejado a los automovilistas de Reino Unido usar la cobertura del seguro cuando visiten el continente - e Irlanda - a partir del 1 de enero de 2021.

El Gobierno británico aconseja a los automovilistas de la UE que visiten el Reino Unido que "lleven una tarjeta verde de seguro u otra prueba válida de seguro".

Pasaportes de mascotas

Los pasaportes de la UE para animales de compañía dejarán de ser válidos una vez finalizado el período de transición para los animales que viajen desde Reino Unido a la UE e Irlanda del Norte.

Las mascotas que viajen desde Irlanda del Norte a Reino Unido o a la UE pueden seguir viajando con pasaportes para mascotas.

En cambio, para entrar en la UE desde Reino Unido, las mascotas británicas necesitarán un Certificado de Salud Animal (AHC), ya que la UE ha concedido al país el "estatus de lista de la Parte 2". Estos comenzarán a ser emitidos a partir del 22 de diciembre.

El Gobierno británico aconseja a los dueños de mascotas que se pongan en contacto con su veterinario con al menos cuatro meses de antelación para permitir las vacunas y otros requisitos.

Reino Unido solicitó el "estatus de la Parte 1", que permite a animales como perros y gatos viajar sin cuarentena, como la UE ha concedido a otros países no miembros como Suiza.

Cargos de itinerancia móvil

La prohibición de la UE de cobrar cargos adicionales de itinerancia móvil ya no estará garantizada para los viajeros entre Reino Unido y el continente, dejando a los operadores británicos y de la UE libres de cobrar cargos adicionales.

El Gobierno británico aconseja a los usuarios que se pongan en contacto con su operador. Añade que ha trasladado una ley de la UE que limita las facturas de itinerancia a 50 euros al mes.

Para los usuarios de teléfonos de la UE que visiten el Reino Unido, puede depender de sus operadores nacionales. Las principales redes del Reino Unido han dicho que no tienen planes actualmente de cambiar los acuerdos existentes y cobrar tarifas extras.

Sin embargo, se cree que esto puede cambiar con el tiempo, y puede depender de los cargos cobrados por los países visitados.

Programa Erasmus de la UE

El Reino Unido se retirará del popular programa de estudiantes europeos Erasmus a finales de este año.

El programa ayuda a los jóvenes del Reino Unido y de la UE a estudiar en el extranjero. Más de 17.000 estudiantes británicos se benefician de él anualmente.

Erasmus gastó 14.700 millones de euros en becas para que los europeos estudiaran en el extranjero entre 2014 y 2020, incluyendo alrededor de 1.000 millones de euros sólo para los estudiantes británicos.

En marzo, las universidades británicas dijeron que la pérdida de acceso al programa Erasmus "abriría un agujero en las perspectivas económicas del Reino Unido", estimando que su valor para la economía era de 243 millones de libras esterlinas (269 millones de euros) anuales.

Los estudiantes europeos en Reino Unido -que eran 143.000 en 2018-19 según un estudio parlamentario británico- podrían ver aumentar considerablemente las tasas.

Cualificaciones profesionales

Sin un acuerdo sobre las relaciones futuras, existe un mayor riesgo de que la UE y el Reino Unido no reconozcan las calificaciones profesionales de cada uno.

Las directrices de la UE establecen que las cualificaciones de los nacionales del Reino Unido en la UE estarán determinadas por las políticas nacionales de los Estados miembros, independientemente de dónde se hayan obtenido.

El Gobierno británico dice que los nacionales de la Unión Europea pueden tener que obtener el reconocimiento de sus cualificaciones por un regulador apropiado del Reino Unido. Sin embargo, dice que serán aceptables las que tengan un nivel equivalente a las calificaciones nacionales.

Los solicitantes de asilo

La normativa de Dublín de la UE permite a los Estados de la UE devolver a los solicitantes de asilo a un país de la UE por el que hayan pasado, en determinadas circunstancias.

El Gobierno británico quiere un nuevo acuerdo, pero es posible que no exista un mecanismo legal a nivel europeo para que el Reino Unido envíe a los solicitantes de asilo de vuelta a otras naciones una vez finalizado el período de transición.

Es probable que el Reino Unido confíe en los tratados bilaterales que ya tiene con otros países, como Francia, aunque los acuerdos no cubren a las personas que llegan al Reino Unido y solicitan asilo.