Última hora
This content is not available in your region

La nueva cepa del virus causa estragos en el Reino Unido

Access to the comments Comentarios
Por Carmen Menéndez
euronews_icons_loading
Ambulancias a las puertas del Royal London Hospital de Londres, Reino Unido
Ambulancias a las puertas del Royal London Hospital de Londres, Reino Unido   -   Derechos de autor  Dominic Lipinski/AP
Tamaño de texto Aa Aa

El Reino Unido vive una auténtica pesadilla. Este martes se registraron más de 53.000 nuevos contagios de COVID-19, doce mil más que el lunes, cuando ya se batieron todos los récords. También hubo 414 muertes.

La nueva cepa ultracontagiosa del virus se está extendiendo a gran velocidad por Londres, el este y el sur de Inglaterra, sometiendo a los hospitales a una presión sin precedentes. Algunos centros ya no pueden acoger los enfermos por falta de camas disponibles.

La desesperación se dejó sentir en las declaraciones del jefe de la sanidad británica."Muchos de nosotros hemos perdido a familiares, amigos y colegas, en una época del año en la que normalmente deberíamos estar de fiesta. Es normal que mucha gente se sienta cansada, ansiosa y frustrada al ver que estamos de nuevo en el ojo del huracán de esta segunda ola de la pandemia que está barriendo Europa y este país", afirmó Simon Stevens.

Francia: toque de queda a las seis de la tarde en algunas ciudades y regiones

El Gobierno británico prepara más restricciones. El francés se resiste, por el momento, a decretar un nuevo confinamiento, a pesar de que la situación se degrada en varias regiones. En su lugar, el ministro de Sanidad, Olivier Veran, anunció que parte del país comenzará el 2021 con un toque de queda aún más largo que el que está vigente.

"Propondremos una extensión del toque de queda que, en lugar de comenzar a las ocho, comenzará a las seis de la tarde en todos los lugares donde sea necesario, e__n los departamentos y en algunas ciudades donde la tasa de incidencia esté por encima del nivel de alerta máxima. Estas medidas se aplicarán a partir del 2 de enero", anunció el ministro en televisión, en horario de máxima audiencia.

España: polémico registro de los que no se quieren vacunar

En España, genera polémica la decisión del Gobierno de crear un registro con los nombres de las personas que rechacen ponerse la vacuna contra la COVID-19.

"Creo que atenta contra las libertades. Me rechina bastante que lleven un registro de la gente que se vacuna y, sobre todo, de la que no -dice una mujer-. Pero, al mismo tiempo, entiendo que si no se vacuna un número suficiente de gente, un porcentaje suficiente de la población, la vacuna no sirve de nada y realmente me preocupa bastante por el tema de la salud".

También en España, como en la mayor parte de Europa, vuelven a repuntar los fallecimientos y la incidencia del virus, que este marte se situó en 255 casos por cada 100.000 habitantes.