Última hora
This content is not available in your region

La campanadas de la Puerta del Sol de Madrid más solitarias que nunca debido a las restricciones

euronews_icons_loading
Policías montan guardia en la Puerta del Sol de Madrid para impedir aglomeraciones en Nochevieja. España 31/12/2020
Policías montan guardia en la Puerta del Sol de Madrid para impedir aglomeraciones en Nochevieja. España 31/12/2020   -   Derechos de autor  Manu Fernandez/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved.
Tamaño de texto Aa Aa

El reloj de la Puerta del Sol de Madrid volvió a dar las 12 campanadas que despiden el año viejo y dan la bienvenida al año nuevo, aunque sin las multitudes habituales debido a las restricciones del coronavirus.

Este año la policía despejó el área, impidiendo que nadie se acercara a la plaza, que normalmente alberga miles de personas cada Nochevieja.

En España mientras unas autoridades regionales limitaron las reuniones a un puñado de personas, otras relajaron ligeramente el toque de queda nocturno para permitir que las familias se reunieran antes de llegar a casa para pasar la noche.

La policía había avisado de que patrullarían para reprimir cualquier fiesta no autorizada.

Cuando el reloj da la medianoche, se acostumbra comer doce uvas, lo que asegura la buena suerte durante cada mes del año que viene, pero los periodistas fueron testigos del evento transmitido en directo a todo el país.

Este año, antes del estallido de fuegos artificiales, los cantantes españoles Maryan Frutos y Nacho Cano actuaron en el escenario de la Puerta del Sol sin ningún espectador, como homenaje a los afectados por la pandemia del coronavirus.

El Gobierno regional de Madrid ha prohibió las celebraciones de Año Nuevo en la Plaza de la Puerta del Sol por primera vez en su historia debido a la pandemia de Covid-19 y retrasó el toque de queda hasta la una y media de la madrugada del día uno de enero.