Última hora
This content is not available in your region

Calma en los puertos europeos tras el Brexit

euronews_icons_loading
Puerto belga de Zeebrugge
Puerto belga de Zeebrugge   -   Derechos de autor  KENZO TRIBOUILLARD/AFP
Tamaño de texto Aa Aa

En el puerto francés de Calais hace mucho frío y sopla un viento cargado de humedad. Pero apenas si hay presión sobre las autoridades portuarias. No circulan demasiados camiones y se ven pocos coches.

En el primer día laboral posterior al Brexit, sólo se han programado seis transbordadores en lugar de los 24 habituales.

Muchas empresas quieren entender cómo funciona la nueva regulación, en la práctica, antes de enviar sus camiones a cruzar el Canal de La Mancha.

Y también muchos transportistas europeos se muestran cautelosos a causa del coronavirus. En diciembre, miles de camioneros quedaron bloqueados en el Reino Unido durante varios días.

Los principales puertos del norte de Europa dicen que estar preparados para hacer frente al Brexit tras haber invertido miles de millones de euros.

El puerto belga de Zeebrugge ha desarrollado un nuevo sistema logístico para agilizar los registros. "Hemos creado una plataforma de datos con el fin de ganar en transparencia para que las empresas de transporte y también la policía vean qué camión listo para partir", explica Tom Hautekiet, director ejecutivo del puerto de zeebrugge . "Disponemos de un sistema de luces verdes y de carriles verdes que permite preseleccionar en Bruselas o en Luxemburgo los camiones que pueden dirigirse a la terminal."

En los próximos días podría aumentar la presión sobre el puerto irlandés de Dublín, ya que muchos camioneros podrían optar por un ferry directo para evitar pasar por Reino Unido.