Última hora
This content is not available in your region

Trump condena ahora el 'atroz' asalto al Capitolio y dice que los culpables 'pagarán'

Access to the comments Comentarios
Por Carmen Menéndez
euronews_icons_loading
Donald Trump se dirige a sus seguidores en Washington (06/01)
Donald Trump se dirige a sus seguidores en Washington (06/01)   -   Derechos de autor  AP Photo/Evan Vucci
Tamaño de texto Aa Aa

El discurso de Donald Trump ha dado un giro de 180 grados en apenas un día. Con la espada de Damocles de la destitución pendiendo sobre su cabeza, y la amenaza de ser silenciado definitivamente en las redes sociales el presidente saliente de Estados Unidos califica ahora de "atroz" el ataque al Capitolio y afirma que los culpables 'pagarán'. En la misma línea, dice que "se centrará" en garantizar una transición sin problemas.

Los que participaron "no representan a nuestro país" y "pagarán"

"Estados Unidos es y siempre será una nación de Ley y orden -dice Trump en un vídeo publicado en Twitter-. Los manifestantes que se infiltraron en el Capitolio han profanado la sede de la democracia. Los que participaron en los actos de violencia y destrucción, no representanan a nuestro país. Y los que violaron la ley, pagarán".

"El Congreso ha certificado los resultados de las elecciones y una nueva Administración llegará al poder el 20 de enero. Ahora me centraré en asegurar una transición de poder tranquila, ordenada y sin problemas. Es el momento de sanar las heridas y reconciliarse".

Del "les queremos" al "pagarán" por sus actos

El miércoles, cuando sus simpatizantes vandalizaban el Capitolio, Trump tardó más de dos horas en pedirles que abandonaran el Congreso y, cuando dio el paso, lo hizo diciendo: "Les queremos, váyanse a casa".

Entre los que participaron destacón la presencia de supremacistas blancos y radicales de derechas. La toma del Legislativo fue demasiado grave para que ahora nadie quiera verse vinculado.

"Lo que vi fue un movimiento patriótico que llegó a Washington D.C. Puede que haya sido secuestrado por unas pocas personas que no eran pacíficas, pero no puedo hablar de eso, no fui parte de eso", afirma una simpatizante del presidente saliente.

Lo ocurrido ha provocado la dimisión de Gobierno y de una decena de funcionarios de la Administración, mientras los demócratas del Congreso reclaman que Trump sea destituido, a través de la enmienda 25 o bien a través de un 'impeachment' acelerado, lo que podría conllevar que nunca más pueda presentarse a unas elecciones.