This content is not available in your region

COVID-19 | Cuando vacunarse se vive como un deber deontológico

Access to the comments Comentarios
Por Giorgia Orlandi  & Euronews en español
euronews_icons_loading
COVID-19 | Cuando vacunarse se vive como un deber deontológico
Derechos de autor  Cecilia Fabiano/LaPresse

Es el final de una larga pesadilla para el personal sanitario italiano. Un mensaje de texto les informa del lugar y la hora en que recibirán la vacuna contra la COVID-19. Llegados a este punto, el proceso es rápido: hay que identificarse y contestar unas preguntas antes de pasar a la sala convenida. Recorrer este último tramo significa mucho para quienes han luchado durante meses en la primera línea del frente contra la COVID-19:

- "Me provocaba mucha ansiedad mi trabajo en el pabellón de enfermos de COVID-19. Así que pueden imaginar lo que significa para mí la experiencia de hoy", explica la doctora Maristella Guerra.

- ¿Alguna vez pensaste que no lo lograrías?", pregunta la periodista.

- "Estaba muy asustada", confiesa la doctora.

Yasmine Marcella es una joven enfermera que contrajo la COVID-19 y que se ha recuperado de la enfermedad. También ha recibido la vacuna:

- "Es imposible explicar lo que ha pasado en los hospitales durante la pandemia. Se han dicho muchas cosas, pero quienes trabajamos allí lo vivimos de una manera diferente. Sobre todo cuando te das cuenta de que hay batallas que no se pueden ganar. Pero también porque nosotros mismos enfermamos. La emociones nos abruman a diario. Hoy en particular siento mucha ansiedad".

Al principio, Yasmine tuvo sus dudas sobre si debía o no vacunarse.

- "Sí, al principio tenía miedo de vacunarme, pero dado mi papel, no podía decir que no. Tengo que hacerlo por el bien de toda la comunidad, por todos".

Loredana Piacenti también es enfermera. Ha estado administrando la vacuna desde el primer día de la campaña. La campaña, asegura, puede mejorar el trabajo en equipo:

"Tiene que haber una buena relación entre nosotros, los colegas, para trabajar juntos, para afrontar y superar estos tiempos oscuros", sentencia.

El director de la unidad de ASL Roma 1, la unidad de salud local, cree que se ha alcanzado un hito importante:

"Es el propósito mismo de lo que hacemos y del servicio que prestamos lo que se ha vuelto a poner en el centro de nuestros esfuerzos, que no se trata simplemente de luchar contra una emergencia, sino también de proteger a la comunidad. La campaña de vacunación es un buen ejemplo de ello", afirma Angelo Tanese.

Las tasas de vacunación varían de una región a otra. En el Lazio se han utilizado ya alrededor del 70% de las dosis entregadas. En la región de Campania, se agotaron las existencias rápidamente y en Lombardía, epicentro de la pandemia en Europa, llovieron las críticas por su lentitud.

"Se dice que mantener controlada la curva del crecimiento del número de casos de COVID-19 es crucial para la eficacia de la campaña de vacunación. Mientras tanto, se debate si la vacuna debería ser obligatoria para los trabajadores de la salud. Muchos médicos consideran que ser los primeros en recibirla envía un mensaje de aliento a quienes aún están indecisos. Por eso llevan este pin que dice "me he puesto la vacuna"", concluye la periodista de euronews Giorgia Orlandi.