Última hora
This content is not available in your region

Vacuna contra la COVID-19 para los profesionales sanitarios en Lyon

euronews_icons_loading
Vacuna contra la COVID-19 para los profesionales sanitarios en Lyon
Derechos de autor  Michel Spingler/Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved
Tamaño de texto Aa Aa

Meses de espera para recibir la vacuna, en apenas unos segundos. En Lyon, Francia, los profesionales de la sanidad, que tienen más de 50 años, han sido autorizados a vacunarse en uno de los 4 centros, dispuestos para ello, hace apenas una semana.

"Lo hago por mí y por mis pacientes, mi familia y mis amigos. Pero después de vacunarme tendré que seguir llevando mascarilla porque puedo ser portadora del virus", declara Véronique Boissonet, alergóloga en un centro médico de Lyon.

Muchos de quienes han recibido el fármaco, esperan que los trabajadores más jóvenes sigan sus pasos en breve.

"Todavía tenemos compañeros que están muy expuestos al virus en las unidades de cuidados intensivos, tienen menos de 50 años pero deben mantenerse sanos", añade Véronique Boissonet.

En teoría, los profesionales sanitarios mayores de 50 años, no debían ser vacunados hasta finales de enero. Antes debían ser vacunados quienes viven en residencias de ancianos y personal que trabaja en ellas. Pero, ante las críticas que señalaban que la campaña de vacunación era demasiado lenta, el Gobierno francés, aceleró el proceso. Pese acumula retraso, con respecto a otros países.

"Los cuidadores nos llaman para hacer preguntas como, soy alérgico a estos productos, ¿es seguro para mí? Tuve coronavirus, ¿cuándo debo vacunarme? Nos tomamos el tiempo adecuado para responder", afirma Claudine Pasquet-Wolckmann, médico laboral del hospital Croix-Rousse de Lyon.

Dosis de la vacuna contra el virus, se almacenan en la farmacia del hospital y se entregan para satisfacer las necesidades diarias.

"Tenemos muchos pacientes para vacunarse y nos vamos a quedar sin fármacos así que, voy a llamar a la farmacia". La pandemia sigue sin estar controlada en Francia y la vacunación se ha abierto a médicos privados.

"En Lyon, se ha creado un centro de vacunación específico. Permite al personal que trabaja en los hogares de los pacientes, a los farmacéuticos y a otros médicos privados, vacunarse", asegura Guillaume Petit, periodista de Euronews en Lyon.

Muchos farmacéuticos han estado en primera línea de batalla, desde el comienzo de la pandemia. Al vacunarse, esperan convencer a aquellos que son más reacios y con quienes se encuentra a diario.

"Algunos dicen que estamos siendo manipulados, otros van aún más lejos, asegurando que todo es falso. Yo les digo: ¡adelante! Bueno, les digo: ¡id cuando podáis!", relata Claire Neel, farmacéutica que trabaja en Lyon.

La reticencia también encuentra seguidores entre una minoría de cuidadores, que son escépticos sobre una vacuna desarrollada en un tiempo récord.

"El debate sobre la velocidad de desarrollo de la vacuna puede terminar. Todos los estudios se han hecho correctamente, con miles de pacientes para Pfizer/BioNTech y Moderna. Lo que se aceleró fue solamente el proceso administrativo y burocrático. Creo que es tranquilizador, por el momento. Obviamente, no sabemos lo que sucederá en 5 años con las personas que han sido vacunadas pero es lo mismo para cualquier nueva medicina", señala Christian Chidiac, jefe del Departamento de Enfermedades Infecciosas en el Hospital Croix-Rousse.

Hasta ahora, no se han observado efectos adversos, según ha informado la Agencia Nacional de Medicina francesa.