Última hora
This content is not available in your region

Cuba lucha contra el aumento de los contagios y la crisis económica que no permite más medidas

Access to the comments Comentarios
Por Blanca Castro con Agencia Efe
euronews_icons_loading
La tasa de incidencia en la capital es de 46,1 casos por cada 100.000 habitantes.
La tasa de incidencia en la capital es de 46,1 casos por cada 100.000 habitantes.   -   Derechos de autor  AP / Ramon Espinosa
Tamaño de texto Aa Aa

Cuba atraviesa la peor ola de contagios desde el inicio de la pandemia por lo que el Gobierno ha tomado la dolorosa decisión de cerrar la ciudad de La Habana a partir del jueves.

No habrá actividad escolar ni transporte público. Los bares y restaurantes habían pasado el cerrojo desde hace ya varios días.

La isla, que cuenta con un poco más de 11 millones de habitantes, lleva una semana batiendo máximos en contagios por coronavirus, acumulando más de 16.000 casos y 158 fallecidos.

Cifras bajas comparadas a los países vecinos pero impensables hasta ahora para un país que mantuvo los casos diarios por debajo del centenar hasta diciembre. El cierre de la capital ha recibido el visto bueno de los cubanos.

"Las medidas son demasiado importantes, porque si seguimos como estamos en la primera fase podían haber muchos más contagiados que los que hay en este momento, así que las medidas están bien tomadas", expresó Amado Martinez, uno de los ciudadanos cubanos a favor de más restricciones.

Las autoridades aseguran que el aumento exponencial de los contagios está ligado a la apertura de los aeropuertos en octubre durante el periodo de flexibilización. También al retorno de la diáspora cubana para las celebraciones de diciembre.

Otras actividades que se convierten en focos de propagación son las largas colas y aglomeraciones para comprar alimentos y productos de primera necesidad que han escaseado cada vez más en los últimos meses y que dificultan que los cubanos puedan quedarse en casa.

Pero otro cierre de fronteras no puede repetirse en Cuba. La economía se encuentra en un punto agónico y la compra de vacunas para inmunizar a la población del virus parece distante.

Con las sanciones de Estados Unidos y la Unión Europea -su principal aliada comercial- centrada en frenar la tercera ola, todo indica que Cuba tiene un largo y solitario camino por recorrer en lo que queda de la pandemia.

La vacuna cubana "Soberana 02"

Cuba, con una reconocida experiencia biotecnológica, tiene cuatro candidatos de vacuna contra el coronavirus en distintas fases de ensayo y ha asegurado que espera inmunizar a toda su población en el primer semestre del año.

El país acaba de firmar un convenio con el Instituto Pasteur de Irán para probar su candidato más avanzado, "Soberana 02". En Irán la circulación del Sars-CoV-2 triplica la de Cuba, aún baja para lograr resultados rápidos y concluyentes en la tercera fase de ensayos clínicos, la que implica al mayor número de voluntarios. La isla no tiene una situación económica y financiera para comprar vacunas de otros productores.