Última hora
This content is not available in your region

Moscú recela del regreso de Navalni

euronews_icons_loading
Alexei Navani en un mitin en Rusia antes de ser envenenado
Alexei Navani en un mitin en Rusia antes de ser envenenado   -   Derechos de autor  AFP
Tamaño de texto Aa Aa

El regreso de Alexéi Navalni a Rusia está muy lejos de ser un camino de rosas. Tras el anuncio del opositor de su vuelta, las autoridades de su país han asegurado que será detenido según pise el territorio.

El motivo es una orden de busca y captura emitida el pasado mes de diciembre y confirmada por un abogado de Navalni, que va seguir adelante con sus planes.

Según el Servicio Federal Penitenciario, el opositor se habría saltado varios controles exigidos por la condicionalidad de su condena. Según la justicia rusa, participo en un desvío de fondos para una filial de la firma de cosméticos francesas Yves Rocher, por lo se le impusieron tres años y medio de cárcel. Pero la pena esté en suspenso.

El intento frustrado de matar al opositor

El hecho de que Navalni fuera envenado no le exime, según Moscú, de acudir a los controles exigidos durante el periodo de recuperación que hizo en Alemania. Él ha responsabilizado al Kremlin, que siempre ha negado los hechos, de haber intentado matarle,

Laboratorios franceses y alemanes encontraron restos en su cuerpo de novichok, un agente tóxico de la era soviética. Y una investigación de varios medios apuntó a la implicación de agentes del Kremlin.

Para Vladímir Putin, el regreso de Navalni supone una encrucijada, ya que, en caso de que le suceda algo, podría tensionar aun más las relaciones diplomáticas del presidente y consternar a la opinión pública. Responsables de otros partidos políticos apuntan a un posible arresto domiciliario, que impediría el uso de internet.