Última hora
This content is not available in your region

El paso por una transición masiva y el cambio de un 'viejo orden'

Por Chris Burns
euronews_icons_loading
El paso por una transición masiva y el cambio de un 'viejo orden'
Derechos de autor  euronews
Tamaño de texto Aa Aa

Euronews, en colaboración con el Foro Árabe de Estrategia, presenta la Agenda Oriente Medio. Una nueva serie de entrevistas destacadas que le pondrá, cara a cara, con algunos de los más influyentes líderes, encargados de tomar decisiones y expertos en Oriente Medio. Responderán a preguntas sobre el futuro geopolítico y económico de la región.

Acompáñenos, en este nuevo espacio, una vez al mes, para tener acceso a conversaciones fascinantes, opiniones contrastadas y análisis, en profundidad, de una de las partes más importantes del mundo, desde el punto de vista estratégico.

El invitado, en esta ocasión, es Fareed Zakaria. Reconocido por su faceta de analista y comentarista, también es un destacado escritor. Tiene un espacio propio en una cadena de televisión estadounidense, es columnista en el Washington Post, editor y colaborador de The Atlantic (una destacada revista literaria y cultural) y autor de obras literarias muy exitosas a nivel comercial. Su último libro se titula "Diez lecciones para un mundo pospandémico". En Agenda Oriente Medio se tratan algunos de los temas que se recogen en su libro. Fareed Zakaria nos ofrece su visión sobre el futuro de la región de Oriente Medio y la influencia de Estados Unidos en la zona.

-La opinión de una voz autorizada-

©
Euronews©

¿Espera un 2021 más dichoso? Ha sido un comienzo de año un poco difícil, ¿no?

Es un placer estar aquí. Gracias. Sí, ha sido un comienzo muy duro. Pero, en cierto modo, es un comienzo (INICIO) que augura un buen futuro. Así que, tengamos en cuenta que están SUCEDIENDO dos grandes acontecimientos. El primero es que la democracia estadounidense se ha reafirmado y ha triunfado. Sé que parece muy confuso pero, mire, hay mucha ira, ahí fuera. Hay mucha tensión. Hay mucha personas que sienten que no están de acuerdo con los demás. El reto era, la pregunta era, ¿se resolverá esto, finalmente, en un marco democrático? Y, la respuesta es sí. Joe Biden será investido. Será presidente y, por lo tanto, seguiremos adelante. Seguirá siendo...

De acuerdo pero, ¡espere un momento! ¿Qué ocurre? Lo que sucedió allí, lo que vimos que pasó con la invasión del edificio del Capitolio, ¿es una advertencia para otros, que se enfrentan a los movimientos populistas en sus propios países?

Sí. Mire. Creo que el desafío en este punto, es real. Hemos desarrollado un grado de disfunción en el mundo democrático que, cuando se despierta la pasión popular, el fervor, encuentras una especie de lealtad tribal a tu lado que triunfa sobre tu lealtad a la democracia. Triunfa sobre tu lealtad al Estado de derecho.

Déjeme hacer otro inciso. Nos estamos dirigiendo hacia el final de la COVID-19. Estamos entrando en un mundo pospandémico. La primera fase ha ido bastante mal. Seamos honestos. Con la excepción de unos pocos países de Asia Oriental, en casi todas partes, las cosas se han gestionado muy mal. Debería destacar a los Emiratos Árabes Unidos como otro ejemplo notable. Los Emiratos Árabes Unidos manejaron el virus de manera excelente, como Taiwán, Corea del Sur... Pero, en su mayor parte se manejó mal. En la segunda fase, sin embargo, pasamos del sector público, fundamentalmente, al privado: vacunas, terapias... Creo que lo que van a ver es que vamos a superarlo.

Hablemos un poco más, sobre la región de Oriente Medio y este tipo de nuevo desorden mundial allí, después de que Estados Unidos abandonase su compromiso con una serie de países en el mundo árabe. Vemos otros actores compitiendo por el poder, como Turquía, Rusia, China e Irán. ¿Cuánto se ha complicado la situación, como para tratar de alcanzar algún tipo de estabilidad en la zona?

Lo describes perfectamente. La mayoría de la gente no se da cuenta de que la condición subyacente, el hecho geopolítico subyacente, ha sido la retirada de Estados Unidos. Predije esto en mi último libro, "El mundo posestadounidense", y señalé que ese mundo no va a ser bonito. Lo que ves en Oriente Medio es algo que realmente comenzó con el segundo mandato de Bush, después de la guerra de Irak, ¿cierto? Luego llegó Obama y, ahora, Trump. Todos se mueven fuera de Oriente Medio, en parte, porque la guerra de Irak resultó desastrosa y hay una reacción popular. En parte, porque Estados Unidos, ahora, es independiente en materia de energía. Pero el resultado, como dice, no es una especie de paz y tranquilidad armoniosa para todos esos críticos del imperialismo estadounidense. Se percibe que la alternativa es la rivalidad local, la rivalidad regional y el caos.

De acuerdo. Los estadounidenses no se van a involucrar demasiado. Y, ¿los europeos? Es decir... Son los mayores contribuyentes en la región. Tienen buenos contactos. Pero, hasta ahora, no han dado el golpe de autoridad que deberían dar en la región. ¿Cierto?

Europa no será el actor. Mire. La cuestión fundamental es que Europa, como entidad estratégica, es una idea. No es una superpotencia. Les gustaría que pudiera actuar de forma intencionada pero no lo hará. Europa tiene algunas competencias y veo que es un gran apasionado de Europa. Europa actúa con propósito y, de manera estratégica, en los negocios; en cosas como el antimonopolio. En cuestiones de seguridad nacional, Europa es una idea. No es una realidad estratégica y no lo será.

Iba a preguntarte sobre los Acuerdos de Abraham, llamados así por el profeta de algunas religiones. ¿Hay economía detrás de esto, donde tal vez sea de interés para todas las partes involucradas calmar las cosas y hacer más negocios? ¿Podría el comercio ser ese tipo de elemento que impulse una región más estable?

Creo que los Acuerdos de Abraham fueron estupendos. Creo que fueron, esencialmente, el logro más significativo de Donald Trump. Quizás su único logro en política exterior. Y es real. Creo que, probablemente, tendría que decir que la raíz de ello fue la seguridad nacional. Es la enemistad compartida y la hostilidad compartida hacia Irán. Y, el miedo, compartido, a Irán. Pero eso no significa que la parte comercial sea insignificante. Sería maravilloso si pudiéramos observar alguna dependencia y armonía interna, genuina.

Entonces, ¿es posible construir sobre esos Acuerdos de Abraham, algún tipo de Camp David? O, simplemente, ¿estoy soñando?

No. Creo que tiene toda la razón. Espero que la administración Biden trate de obtener beneficios en esto. Mi sensación es, por lo que han dicho, que tienen la intención de hacerlo.

¿Qué peso tiene el hecho de que Trump haya establecido una embajada estadounidense en Jerusalén? ¿Es un obstáculo para todo eso?

No lo creo. La situación real no es el problema. El problema es un sentido, más fundamental, de que a los palestinos se les ha dado algo de respeto, algo de dignidad y algo de soberanía. Mire, puede dividir una parte de Jerusalén Este y llamarla Jerusalén o Jerusalén Palestina. ¿Me entiende? Para esto se paga a los diplomáticos. Hay soluciones para esto.

De acuerdo. Veamos estos actores locales. Veamos el Consejo de Cooperación del Golfo como bloque, especialmente ahora, después de que Arabia Saudí y el resto, levantaron su embargo a Catar. ¿Qué ve? ¿Cuáles son las perspectivas allí, con respecto a que proporcione algún liderazgo en la región?

Creo que si Arabia Saudí pudiera medir dónde ha estado y preguntarse si puede liderar el Consejo de Cooperación del Golfo (GCC), de la manera en que tradicionalmente lo ha hecho, que es por consenso y con una gestión moderada, se podría obtener mucho. Creo que Mohamed Bin Salmán ha sido un extraordinario reformador en su país. Ha hecho cosas que la gente ha estado pidiendo durante mucho tiempo en Arabia Saudí. Pero también ha tomado muchas medidas represivas. También ha encarcelado a muchos de los impulsores de las reformas que está proponiendo.

Bien. Déjeme volver a esta idea de levantar el embargo a Catar. Esto significa que, en esa región, se trata de rebajar un poco la tensión, ¿no es así? Quiero decir, que las tensiones son menores en ese sentido. Israel ha normalizado las relaciones con los Emiratos Árabes Unidos, con Baréin, con Marruecos. ¿Podría eso tener un efecto calmante y llevar más estabilidad a la región?

Totalmente. Es una buena señal. Indica la dirección central que me gustaría que tomara la política exterior saudí. Es decir, que se reconozca que el bloqueo de Catar como un desastre. Recuerde que anunciaron una serie de exigencias que Catar tenía que cumplir antes de levantar el bloqueo. Catar no cumplió ni una sola de esas peticiones y, sin embargo, el bloqueo fue levantado. Si tomaran otro camino de consenso, que era la forma tradicional de operar del GCC, creo que se podría avanzar mucho. Yo diría que los Acuerdos de Abraham son un gran paso adelante, en esa dirección.

Hablemos de la energía nuclear de Irán y del hecho de que, por supuesto, Estados Unidos se haya retirado de ese acuerdo nuclear. Irán ha dejado de respetar los límites del acuerdo y ha intensificado su programa nuclear. ¿Cuánto frena esto a Biden y a Europa para tratar de lograr un nuevo acuerdo?

Mire, el problema con lo que hizo la administración Trump fue que, mientras pudo ejercer más presión sobre Irán, dejó la situación muy inestable, muy volátil. Así que, creo que la administración Biden tiene toda la razón al decir: intentemos que Irán vuelva al marco nuclear y, luego, negociemos sobre todos los demás temas.

¿Pero qué pasa con el medio ambiente? Por un tiempo la gente pensó: ¡genial! Los ciudadanos conducen menos... Vuelan menos... Vamos a ver a Biden reincorporarse al Acuerdo de París. Pero en el mundo de la ciencia, muchos creen que no va a ser suficiente.

Lo más simple, lo más poderoso, lo más efectivo, que funcionará, es algún tipo de precio para el carbono. Un impuesto sobre el carbono porque, en última instancia, ya sabe, soy un tipo del mercado libre. Creo que la mejor manera de que el Gobierno lo regule no es una serie de complicadas regulaciones. Se grava con impuestos lo quiere que desaparezca y se invierte mucho dinero en las energías renovables. El resultado se verá en los próximos 30 o 40 años de transición.

Y, verá más chalecos amarillos, ¿no?

Habrá un... ¡Vaya! Plantea un tema muy importante.

Tiene que ser una transición justa. ¿Cómo se logra esto con un impuesto al carbono?

Algunas de estas tendencias tienen sentido para todos, en conjunto. Pero los efectos de la distribución son incómodos. Algunas personas se benefician más. Otras personas sufren más daños. Bueno, tal vez, necesitamos tener algún tipo de mecanismo de compensación. Tal vez necesitamos subsidios para esas personas. Sabe, hay que reconocer esto. Hay que contar con todos.

Veamos los próximos 10 años. ¿Qué opina? ¿Dónde estaremos entonces?

Creo que estamos pasando por una transición masiva. Y es porque está cambiando un 'viejo orden'. Nos estamos moviendo en muchos frentes, simultáneamente. Nos estamos alejando de un mundo dominado por los estadounidenses y yendo a un mundo en el que China, y otros países, están creciendo. Nos estamos moviendo hacia un sistema en el que, realmente, impera la igualdad de género. Creo que vamos a descubrir que hemos reinventado este mundo de una manera mucho más inclusiva, mucho más diversa, mucho más innovadora, mucho más productiva. Tendremos nuestros propios problemas. Pero creo que, dentro de 15 años, preferiría estar viviendo en ese mundo que en el de hoy día.

Entonces, es optimista ante la posibilidad de que el mundo habrá aprendido de sus "Diez lecciones para un mundo pospandémico".

¿Aprendemos todo? No. ¿Cometemos nuevos errores? Claro que sí. A veces, ¿volvemos a cometer los mismos errores? Sí. Pero, fundamentalmente, aprendemos y aprenderemos.