Última hora
This content is not available in your region

México: el presidente acusa a la DEA estadounidense de fabricar pruebas en el caso Cienfuegos

Access to the comments Comentarios
Por euronews con AP
euronews_icons_loading
Foto de archivo del exministro de Defensa, el general Salvador Cienfuegos Zepeda
Foto de archivo del exministro de Defensa, el general Salvador Cienfuegos Zepeda   -   Derechos de autor  Rebecca Blackwell/Copyright 2016 The Associated Press. All rights reserved.
Tamaño de texto Aa Aa

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador aseguró este viernes que su Gobierno "avala y respalda" la decisión de la Fiscalía General de la República (FGR) de exonerar al exministro de Defensa Salvador Cienfuegos y acusó a la DEA estadounidense de fabricar pruebas en su contra.

"Ayer resuelve la Fiscalía que no procede la acusación que se le fabricó al general Cienfuegos por la agencia estadounidense encargada del combate a las drogas, por la DEA", apuntó el mandatario al comienzo de la conferencia matutina desde Palacio Nacional. Además, dijo que "el Gobierno que represento secunda, avala y respalda" la decisión de la FGR, que se dio a conocer este jueves.

López Obrador sugirió que podría haber habido motivaciones políticas detrás del arresto de Cienfuegos por parte de las autoridades estadounidenses en el Aeropuerto Internacional de Los Ángeles en octubre, señalando que la investigación había estado en curso durante años, pero el arresto se produjo poco antes de las elecciones presidenciales de los Estados Unidos.

El presidente dijo que los fiscales mexicanos habían abandonado el caso porque las pruebas compartidas por los Estados Unidos no tenían ningún valor. "¿Por qué hicieron la investigación de esa manera?" Dijo López Obrador. "¿Sin apoyo, sin pruebas?"

El presidente dijo que las pruebas compartidas por Estados Unidos contra Cienfuegos se harían públicas, porque el pueblo debía verlas y había sido un golpe contra el prestigio de México.

Exonerado contra la valoración de Estados Unidos

Estados Unidos acusaba a Cienfuegos de ayudar a un poderoso cartel de la droga a cambio de sobornos. La Fiscalía General de la República decidió exonerar de todos los cargos al exminsitro.

"Se llegó a la conclusión de que el General Salvador Cienfuegos Zepeda nunca se reunió con la organización criminal investigada por las autoridades estadounidenses, y tampoco tuvo comunicación alguna con ellas, ni realizó actos para proteger o ayudar a esas personas", dijo la oficina en un comunicado.

Dijo que no se había encontrado que Cienfuegos tuviera ningún ingreso ilícito o anormal, ni se encontró ninguna prueba "de que hubiera emitido alguna orden para favorecer al grupo criminal en cuestión".

Todos los cargos fueron retirados y Cienfuegos, que nunca fue arrestado después de que fuera devuelto por los funcionarios estadounidenses, ya no está bajo investigación.

Polémica detención en Los Ángeles

Cienfuegos fue arrestado en Los Ángeles en octubre, después de haber sido acusado en secreto por un gran jurado federal en Nueva York en 2019. Fue acusado de conspirar con el cartel H-2 en México ayudándoles a contrabandear miles de kilos de cocaína, heroína, metanfetamina y marihuana mientras era secretario de defensa de 2012 a 2018.

Los fiscales dijeron que los mensajes interceptados mostraban que Cienfuegos aceptaba sobornos a cambio de asegurarse de que los militares no tomaran medidas contra el cártel y que se iniciaran operaciones contra sus rivales. También se le acusó de presentar a los líderes del cártel a otros funcionarios mexicanos corruptos.

Bajo la presión de las amenazas implícitas de México de restringir o expulsar a los agentes de los Estados Unidos, los fiscales estadounidenses abandonaron su caso para que Cienfuegos pudiera ser devuelto a México e investigado con arreglo a la legislación mexicana.

El fiscal en funciones de los Estados Unidos, Seth DuCharme, dijo a un juez en ese momento: "Los Estados Unidos determinaron que el interés más amplio de mantener esa relación de manera cooperativa superaba el interés del departamento y el interés del público en llevar adelante este caso en particular".

La gota que colma el vaso en la cooperación entre México y Estados Unidos

Aunque los Estados Unidos cedieron en Cienfuegos, el Congreso de México aprobó unas semanas después una ley que restringirá a los agentes estadounidenses en México y les quitará la inmunidad diplomática.

Mike Vigil, el ex jefe de operaciones internacionales de la DEA, dijo que la eliminación de Cienfuegos "podría ser la gota que colmó el vaso en lo que respecta a la cooperación entre EE.UU. y México en actividades antidroga".

"Estaba predestinado que la justicia mexicana no avanzaría con el enjuiciamiento del General Cienfuegos", dijo Vigil. "Manchará enormemente la integridad de su sistema judicial y a pesar de la retórica política de querer eliminar la corrupción, obviamente no es así. El estado de derecho ha sido violado significativamente".

López Obrador tenía una relación estrecha y amistosa con el Presidente de los Estados Unidos Donald Trump, y esperó más tiempo que casi cualquier otro líder mundial para felicitar a Joe Biden por su elección. Las restricciones a los agentes estadounidenses, y las veladas advertencias de López Obrador al equipo de Biden para que se mantuviera al margen de los asuntos mexicanos, parecían presagiar unas relaciones espinosas. La decisión de Cienfuegos sólo puede añadir leña al fuego.

Cienfuegos, un general que dirigió el departamento del ejército de México durante seis años bajo el presidente Enrique Peña Nieto, fue el ex funcionario del gabinete mexicano de mayor rango arrestado desde que el alto funcionario de seguridad Genaro García Luna fue detenido en Texas en 2019.