Última hora
This content is not available in your region

Varios manifestantes han sido detenidos durante el cuarto día de disturbios en Túnez

Por Juan Carlos De Santos Pascual con EFE
euronews_icons_loading
Varios manifestantes han sido detenidos durante el cuarto día de disturbios en Túnez
Derechos de autor  Hassene Dridi/Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved.
Tamaño de texto Aa Aa

Varias detenidos en las protestas que se han extendido por cuarto día consecutivo por diferentes ciudades de Túnez. Han bloqueado calles e incendiando barricadas. Los manifestantes se enfrentaron a la policía que respondió utilizando gas lacrimógeno. Los bomberos han tenido que intervenir en algunas zonas. Además de consignas contra el Gobierno por la crisis económica que padece el país, los manifestantes reclaman que se cumplan las promesas de libertad, justicia social y derechos que se hicieron durante la revolución de 2011 que acabó con la dictadura de Ben Ali.

Entre los detenidos destacan activistas en favor de los derechos humanos conocidos en Túnez como Hamza Nassri Jeridi.

En este ambiente de tensión, el portavoz del sindicato nacional de Fuerzas de Seguridad, Jamel Jarboui, ha asegurado que más de la mitad de las cerca de 650 personas detenidas -la mayoría menores- en los últimos días en disturbios y enfrentamientos con la Policía "estaban siendo buscadas por las fuerzas del orden".

El presidente Kaïs Said durante su visita a Ariana, una ciudad cercana a la capital donde también ha habido protestas, ha pedido a la gente que no dejen que otros se aprovechen de su ira y su pobreza.

El Ministerio de Defensa desplegó al Ejército en algunas regiones para proteger los bienes privados y públicos. Las protestas estallaron días después de que Túnez conmemorara el décimo aniversario de la huida al exilio de Ben Ali.

Los disturbios estallaron la noche del jueves, décimo aniversario de la huida del dictador, horas después de que entrara en vigor un confinamiento general de cuatro días y un toque de queda ampliado por el Gobierno a las 16.00 horas con el objetivo declarado de atajar la pandemia de la Covid-19, que crece de forma exponencial en todo el país desde que éste reabriera sus fronteras el pasado 27 de junio.

Skander Brahami es uno de los habitantes de Túnez que está desempleado: "Hay coronavirus, la gente está muriendo y tenemos que confinarnos a partir de las 16.00 de la tarde. El pueblo es el que sufre. No nos importa el coronavirus: queremos trabajo y alimento".

Expertos sanitarios locales e internacionales han criticado la medida, al considerar que apenas tendría influencia en los contagios y sugerir que el Gobierno buscaba otras objetivos relacionados con la seguridad y el malestar social que sacude desde hace meses al país.

Críticas internacionales

En este contexto, la organización de defensa de los derechos humanos Amnistía Internacional (AI) ha criticado la actuación de la Policía tunecina y le ha instado a _"abstenerse de inmediato de utilizar fuerza innecesaria y excesiva".
_

“Incluso cuando se producen actos de vandalismo y saqueos, los oficiales de la ley sólo deben utilizar la fuerza cuando sea absolutamente necesario y proporcionado. Nada da permiso a las fuerzas de seguridad para desplegar fuerza innecesaria y excesiva, incluso cuando están respondiendo a actos de violencia esporádica”, ha apuntado Amna Guellali, directora regional adjunta de Amnistía Internacional para Oriente Medio y África del Norte.

"Las autoridades tunecinas deben asegurarse de que liberen inmediatamente a Hamza Nassri Jeridi y a cualquier persona que haya sido detenida únicamente por ejercer su derecho a la libertad de expresión y reunión pacífica”, ha agregado.