Última hora
This content is not available in your region

Europa se desespera ante un programa de vacunación que tardará más tiempo de lo deseado

euronews_icons_loading
Europa se desespera ante un programa de vacunación que tardará más tiempo de lo deseado
Derechos de autor  Oded Balilty/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved.
Tamaño de texto Aa Aa

Tras un duro año de pandemia y confinamientos, Europa esperaba el proceso de vacunación como agua de mayo. Sin embargo, la reducción en el suministro ha obligado a que el calendario de los programas de inoculación en el Viejo Continente sufra modificaciones.

"Contamos con muchas menos vacunas de lo que esperábamos, por lo que esto también significa que todas las fases que habíamos previsto, como la de empezar vacunando a los profesionales del sector de la salud y a las personas en los hogares de ancianos, está llevando mucho más tiempo de lo esperado. Esto significa, por tanto, que vacunar a otras categorías de la población como los mayores de 65 años o las personas de riesgo, también se pospone", señala Igne Neven, portavoz del Gobierno regional de Bruselas.

Tras una semana muy tensa por la disputa entre la CE y AstraZeneca, otra de las farmacéuticas, Pfizer ha anunciado que entregará 75 millones de dosis adicionales en el segundo trimestre. Pero la presión y las críticas a la dirección de Ursula Von Der Leyen no disminuyen.

"Creemos que desde que empezó la pandemia vamos por el buen camino para garantizar que haya una respuesta europea lo más cohesionada y eficaz posible, que es en lo que esta Comisión ha estado trabajando a toda velocidad", declara Eric Mamer, Jefe Portavoz de la Comisión Europea.

La Presidenta de la Comisión Europea se ha reunido este fin de semana con los jefes de las grandes farmacéuticas en un intento frenético por resolver los problemas de suministro a corto plazo. Y aunque AstraZeneca ha confirmado 9 millones de dosis adicionales, sigue sin alcanzar lo que había prometido en sus orígenes. Algunos eurodiputados exigen a la Comisión que haga más.

"La Comisión tenía razón al cuestionar a AstraZeneca, pero su punto de debilidad se encontraba en los acuerdos contractuales, en el hecho de que no eran públicos, de que no había transparencia en torno a cómo se negociaron y de que hay muy pocas sanciones contra las empresas que no cumplen con sus obligaciones en virtud de los contratos que se firmaron. Pero ya sabes, seguimos presionando a la Comisión y también necesitamos que ésta se mantenga firme con sobre las empresas que han firmado estos acuerdos contractuales", declara Billy Kelleher, eurodiputado irlandés del grupo político Renovar Europa.

Los europeos deberán afrontar que el objetivo de vacunar al 70% de la población adulta antes del verano tal vez no sea tan alcanzable. La información de las personas vacunadas país por país se puede consultar en el El Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades.