Última hora
This content is not available in your region

Navalni en el banquillo acusado de no presentarse a la autoridad tras ser envenenado

Por Euronews en español
euronews_icons_loading
Navalni en el banquillo acusado de no presentarse a la autoridad tras ser envenenado
Derechos de autor  Kirill KUDRYAVTSEV / AFP
Tamaño de texto Aa Aa

Tras dos semanas de cuarentena, Alexéi Navalni se sienta este martes en el banquillo. El Servicio Penitenciario Federal lo acusa de no haberse presentado ante la autoridad en los controles impuestos para su libertad condicional. Ha pedido para el activista antifraude tres años y medio de cárcel. Los mismos que le fueron conmutados en su sentencia por el caso Yves Rocher Vostok. Y la Fiscalía General ha prometido que hará lo posible por meterlo en prisión.

Una sentencia sin fundamento según el Tribunal Europeo de Derechos Humanos

En ese caso de 2014, se lo acusaba, junto a su hermano, de estafa y lavado de dinero. Algo que ellos siempre negaron.

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos le dio la razón, argumentando que la sentencia era arbitraria y sin fundamento.

Rusia le pagó entonces una indemnización por violar su derecho a un juicio justo. Pero nunca se revocó el veredicto.

En coma por envenenamiento

Navalni no se presentó a los controles porque estaba siendo tratado en Alemania por envenenamiento por el agente químico Novichok, según laboratorios europeos.

Navalni ha pasado desde agosto 18 días en coma, cinco meses de recuperación y dos semanas de cárcel, dice esta convocatoria de una manifestación

Fue detenido al regresar a Moscú el pasado 17 de enero. Asegura que el Kremlin se está vengando por no haber conseguido asesinarlo. Lo apoyan tanto la Unión Europea como Estados Unidos.

"El Gobierno alemán vuelve a pedir al Gobierno ruso la liberación inmediata del señor Navalni y que aclare las circunstancias de su envenenamiento en suelo ruso", ha dicho la portavoz del Gobierno alemán Martina Fietz.

Coincidiendo con la vista judicial se esperan nuevas manifestaciones de respaldo, a pesar de los miles de detenidos en las de los últimos días.