Última hora
This content is not available in your region

Ursula von der Layen reconoce su excesivo optimismo respecto a la llegada las vacunas a la UE

euronews_icons_loading
Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea
Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea   -   Derechos de autor  Johanna Geron/AP
Tamaño de texto Aa Aa

La presidenta de la Comisión Europea reconoce que pecó de optimismo sobre la cantidad de vacunas que se podrían recibir, después del anuncio de AstraZeneca de que solo entregará la mitad de las dosis anunciadas, 40 millones, durante el primer trimestre.

El error de poner aduana entre las dos Irlandas

En un debate en el Parlamento Europeo, Ursula von der Layen también ha lamentado la iniciativa de poner controles aduaneros entre Irlanda del Norte e Irlanda como parte del sistema de exportación de vacunas, que fue rápidamente anulada.

"Permitanme unas palabras sobre la isla de Irlanda. La base está en el error que cometimos en el proceso que llevó a esa decisión. Lamento profundamente aquello, pero al final lo hicimos bien. Les puedo asegurar que mi Comisión hará todo lo posible para proteger la paz en Irlanda del Norte como ha sucedido durante todo el proceso de Brexit".

Mantiene el objetivo de haber inmunizado al 70% al final del verano

Ha asegurado que aún hay mucho trabajo por delante para alcanzar el objetivo de haber vacunado al 70% de la población de la Unión Europea a finales del verano.

"Tenemos que hacer mejoras para compartir datos sobre las clínicas. Por eso desde ahora contamos con una nueva red europea de esas clínicas. En paralelo, nuestra comisaria de Sanidad Stella Kyrakiedes trabajará en un marco regulatorio para permitir a la Agencia Europea del Medicamento examinar las vacunas tan rápido como sea posible".

La presidenta ha explicado el problema de la escasez de dos moléculas sintéticas que ralentizan el proceso de producción de las vacunas, según las farmacéuticas.

Ha defendido la compra comunitaria para no dejar a los países pequeños en la cuneta, justo cuando ya se ha superado el medio millón de muertes por COVID entre los 27.