Última hora
This content is not available in your region

Dolor y rabia en Argentina tras el feminicidio número 44 en lo que va de año

Access to the comments Comentarios
Por Euronews en español con EFE
La ciudad de Rojas clama contra el asesinato de Úrsula Bahillo
La ciudad de Rojas clama contra el asesinato de Úrsula Bahillo   -   Derechos de autor  AFP
Tamaño de texto Aa Aa

Consternación y rabia en Argentina por su último caso de feminicidio. Familiares y amigos de Úrsula Bahillo dieron este jueves su último adiós a la que es la víctima mortal número 44 de la violencia de género en el país sudamericano en lo que va de año. La joven, de tan solo 18 años de edad, fue asesinada a puñaladas por su expareja, a la que había denunciado hasta en 18 ocasiones.

"Nos entregaron a nuestra hija degollada, con un dedo cortado y toda punzada", relataba ante los periodistas la madre de Úrsula, Patricia Nasutti. "Y en memoria de mi hija, se lo prometí a ella, que voy a hacer justicia".

El asesinato de Úrsula ha causado especial conmoción e indignación en Argentina no sólo por la violencia del mismo o el número de denuncias que tenía el sospechoso, ya detenido, sino por ser este un agente de policía.

Según prueban los mensajes de Úrsula con sus amigas, este ya había amenazado a su expareja de muerte. El asesinato se produjo en la ciudad de Rojas, provincia de Buenos Aires, donde la policía encontró al atacante al lado de la víctima, la cual presentaba 15 puñaladas en la espalda y el cuello.

A lo largo de la semana se han sucedido las protestas contra la tibia reacción de las autoridades, tanto policiales como judiciales, que tan solo aplicaron una orden de alejamiento al atacante y a las que se les acusa de no estar prestando suficiente atención a la magnitud de un problema cada vez más grande en este país.