Última hora
This content is not available in your region

El Gobierno alemán refuerza sus fronteras con la República Checa y con Austria por las mutaciones

Access to the comments Comentarios
Por Francisco Fuentes con AP, EFE
euronews_icons_loading
Alemania ha impuesto controles fronterizos terrestres estrictos
Alemania ha impuesto controles fronterizos terrestres estrictos   -   Derechos de autor  AP Photo
Tamaño de texto Aa Aa

Alemania blinda algunas de sus fronteras terrestres para evitar la propagación de las variantes del coronavirus.

La decisión de prohibir el acceso a su territorio, desde la República Checa y desde la región austriaca del Tirol, salvo excepciones muy concretas (ciudadanos alemanes, residentes, transportistas o sanitarios), está generando una gran controversia.

En cualquier caso, se exige a todo viajero una prueba PCR negativa realizada menos de 48 horas antes de la entrada en el país, además del registro del preceptivo formulario de ingreso.

Se calcula que la medida afecta al menos a 33.000 trabajadores transfroterizos checos, la mayoría en Baviera (unos 22.000), aunque también en Sajonia (se calcula que 8.900) y en otros estados alemanes.

"La opinión de nuestros transfronterizos es que no viviremos en Alemania bajo ninguna presión, no somos alemanes, trabajamos allí, trabajamos para ellos, pagamos nuestros impuestos allí y otra vez las fronteras están cerradas. Esto es como volver treinta años atrás", ha explicado una de las responsables de la Asociación de trabajadores transfronterizos en la República Checa, Zuzana Vintrová.

Alemania podría imponer restricciones similares en el departamento francés de Mosela en el que las mutaciones del coronavirus avanzan.

De momento, el Gobierno alemán mantendrá el cierre de toda la restauración, el ocio, la cultura y el comercio no esencial hasta el próximo 7 de marzo.

Actualmente, la incidencia acumulada a siete días es de 54,7 casos por 100.000 habitantes tras un máximo de 197,6 casos registrado el 22 de diciembre.