Última hora
This content is not available in your region

Rescatados 146 migrantes en el Mediterráneo por el barco de la ONG española Open Arms

Access to the comments Comentarios
Por Pablo Ramiro con EFE
euronews_icons_loading
Rescatados 146 migrantes en el Mediterráneo por el barco de la ONG española Open Arms
Derechos de autor  MTI
Tamaño de texto Aa Aa

Si uno mira por los prismáticos desde el Open Arms, en medio del mar Mediterráneo, da la impresión de que encontrar una balsa con gente, aunque sean 100 personas, es buscar una aguja en un pajar. Y lo cierto es que aunque hay más medios, mejor tecnología y más comunicación que hace años, la tarea sigue siendo difícil. Después de 12 días de búsqueda, en los que no se encontraron más que restos de una embarcación ardiendo (la guardia costera libia suele quemar los barcos de la gente a la que rescata), la tripulación de la ONG estaba agotada.

El 12 de octubre, a las 18:30 aproximadamente, el avión de la ONG SeaWatch alertó a Open Arms de la presencia de un barco a 122 millas naúticas de la costa libia, entonces rescataron a 40 personas, no sin antes tener un encontronazo con la guardia costera libia, que trató de intimidar a los socorristas de la organización, alegando que estaban en aguas del país africano. No era cierto; a 122 millas de Libia ya se navega en aguas internacionales y, además en zona SAR maltesa, en la que Malta debe coordinar los rescates.

Solo un día después, el 13 de febrero, la organización recibió otra llamada, esta vez de la ONG AlarmPhone. Cerca de 100 personas flotaban a 75 millas de la posición del barco. Viendo que se acercaba un temporal la ONG decidió asistir por si las autoridades pertinentes no se coordinaban. Llegó justo a tiempo. El viento empezó a soplar y el mar a levantarse cuando aún quedaban personas a bordo. Logró rescatar a otras 106 personas que el 15 de febrero llegaban al puerto de Empedocle, en Sicilia, donde desembarcarán para hacer una cuarentena obligatoria. También esta vez, la guardia costera libia hizo aparición. Llegó en medio de la operación y comunicó con el puente de mando que estaban en aguas libias, volvía a no ser verdad; la zona SAR libia terminaba 11 millas al sur.