Última hora
This content is not available in your region

EXCLUSIVA | A bordo en el rescate de 40 personas en alta mar por el Open Arms

Access to the comments Comentarios
Por Pablo Ramiro  & Bruno Thevenin
euronews_icons_loading
Nuestro corresponsal Pablo Ramiro, testigo directo de un rescate de Open Arms
Nuestro corresponsal Pablo Ramiro, testigo directo de un rescate de Open Arms   -   Derechos de autor  Euronews
Tamaño de texto Aa Aa

A pesar de la pandemia en tierra firme, el Open Arms sigue con sus operaciones de rescate de migrantes en alta mar. Euronews ha sido testigo en exclusiva del último rescate de la ONG española.

Durante varios días los activistas han estado bajo la atenta mirada de las patrulleras libias, en ocasiones al límite de la intimidación.

En determinado momento y como puede comprobar nuestro corresponsal Pablo Ramiro, los patrulleros piden a los miembros de la ONG que se marchen, si bien estos están seguros de encontrarse en aguas maltesas.

Finalmente a las seis de la tarde avistan una precaria embarcación con 40 personas, entre las que viajaban una mujer con su bebé de tres meses y tres menores no acompañados. Llevaban 24 horas navegando en una embarcación de madera y procedían de Sudán, Egipto, Camerún, Argelia y Marruecos.

"Después de varias horas de búsqueda y un encontronazo con la guardia costera libia, que nos pedía que nos retiráramos de aguas libias cuando en realidad son aguas maltesas, el Open Arms ha encontrado 40 personas en esta barcaza de madera, entre ellas una mujer y su hijo", explicaba en el mismo lugar de los hechos nuestro compañero Pablo Ramiro. "Ahora, una de las embarcaciones de rescate está tratando de sacar de ella a las últimas personas a bordo".

La operación se prolonga hasta que se pone el sol. Finalmente todos los migrantes son trasladados al bote principal.

Lamentablemente, el de este viernes no ha sido el primer choque que tiene la embarcación española con los guardacostas libios. El jueves, el Fezzan 685 de la guardia costera de este país rodeó al barco de la ONG sin responder por radio ni indicar cuál era su intención. Un tira y afloja en el mar en el que los grandes perjudicados, como siempre, son los migrantes.

Fuentes adicionales • Edición: Óscar Valero