Última hora
This content is not available in your region

Plata histórica para Saeid Mollaei en el Grand Slam de Tel Aviv

euronews_icons_loading
Plata histórica para Saeid  Mollaei en el Grand Slam de Tel Aviv
Derechos de autor  Federazione Internazionale di Judo (IJF)
Tamaño de texto Aa Aa

La segunda jornada del Grand Slam de Tel Aviv fue un día especial para el deporte internacional y la paz. Todas las miradas se posaron en el campeón del mundo de 2018, Saeid Mollaei, nuestro hombre del día. El especialista en contraataques demostró estar en un gran estado de forma al derrotar a sus contrincantes con una gran variedad de técnicas y haciendo gala de su ya famosa pasión mientras se metía en la final.

Le otorgó la medalla de plata Marius Vizer, presidente de la Federación Internacional de Judo. La medalla de oro fue para Sharofiddin Boltaboev.

Saeid Mollaei se negó a regresar a Irán después de que le ordenaran retirarse del Campeonato Mundial de Judo de 2019 en Tokio para evitar un posible enfrentamiento ante el judoca israelí Sagi Muki.

"Primero gracias a todos, a la Federación Internacional de Judo, a todas las personas que han sido tan amables" declaró Mollaei tras su participación en el torneo. "El deporte y la política son dos cosas distintas. Estoy muy feliz, ahora soy como los demás deportistas. Soy libre, sin problemas, sin política. Soy un deportista, no tengo nada que ver con la política".

En la categoría femenina de -63 kg la victoria fue para la campeona olímpica Tina Trstenjak. Le entregó la medalla el invitado de la Federación Internacional de Judo Moris Janashvili.

Alexandru Raicu se enfrentó al joven italiano Giovanni Esposito en la final de la categoría de -73kg masculina. Un rápido contraataque le permitió llevarse su primera medalla en el circuito, el oro en un grand slam. El rumano estaba completamente emocionado.

Florin Daniel Lascau, director de deportivo y árbitro de la Federación Internacional de Judo le colgó la medalla.

En la categoría de -70kg Margaut Pinot tuvo un gran día que la llevó a lo más alto del podio. Un increíble seoi nage fue de lo mejorcito en su ruta hacia la final.

Lisa Allan, directora de eventos de la Federación Internacional de Judo le entregó la medalla.

"Creo que tenemos suerte de estar aquí" afirmó la judoca gala. "Continuar nuestras competiciones. Incluso si hay un gran protocolo con muchos días de espera antes de la competición. Creo que tenemos suerte de vivir esta vida".

Nuestro movimiento del día llegó de la mano de la holandesa Saane Van Dijke. Una increíble llave de cadera frente a su compatriota, Kim Polling, hizo temblar el estadio Shlomo.