Última hora
This content is not available in your region

Diez millones de abejas murieron en 2020 en Colombia amenazadas por los pesticidas agrícolas

euronews_icons_loading
Un apicultor recoge las abejas muertas de su enjambre
Un apicultor recoge las abejas muertas de su enjambre   -   Derechos de autor  AFP
Tamaño de texto Aa Aa

Cada vez que este apicultor colombiano revisa sus enjambres, no le abarcan las manos para recoger las abejas muertas.

En 2019 Gildardo perdió 10 de sus 19 enjambres, y sospecha que detrás están los pesticidas agrícolas. "Hay una aproximación de que si es por envenenamiento, hay unos cultivos alrededor que quizá no han hecho un buen manejo de los agroquímicos, por el cual se afectó este punto", explica Gildardo Urrego.

La población de abejas en Quindío, en el oeste de Colombia, se ha reducido drásticamente en los últimos años.

Las investigaciones oficiales apuntan al fipronil, un pesticida prohibido desde 2013 en la Unión Europea y de uso restringido en Estados Unidos y China. Un agrotóxico utilizado en los cultivos de maíz y girasol que es muy destructivo con las abejas.

El apicultor Abdon Salazar calcula que "en los últimos dos años ha habido más de 80 millones de abejas muertas, estamos hablando de alrededor de 800 colmenas, 100 mil abejas por colmena, es una cantidad muy grande, es una cantidad alarmante."

Un boom de cultivos de aguacate

A la par que los enjambres desaparecen, ha ido surgiendo un boom de plantaciones de aguacate y cítricos que han convertido al país en el principal proveedor de aguacates de Europa. Pero son cultivos vulnerables a las plagas y requieren intensas fumigaciones.

"Esto coincide directamente porque se han venido monocultivos al Quindío, han empezado a llegar al Quindío el monocultivo del aguacate, cítricos, algunas passiflora y el café también que antes se cultivaba bajo sombra con los guamos y estos productos que protegían a las plantas de muchos insectos y plagas empezaron a ser eliminadas", dice el apicultor Faber Sabogal.

Se calcula que diez millones de abejas murieron en 2020 en 256 envenenamientos de colmenas en Quindío.

Pero no solo en Colombia está el problema. La población de abejas está viendose amenazada a nivel global.