Última hora
This content is not available in your region

La lucha de alcaldes opositores húngaros contra el Gobierno de Orbán

euronews_icons_loading
La lucha de alcaldes opositores húngaros contra el Gobierno de Orbán
Derechos de autor  euronews
Tamaño de texto Aa Aa

Las señales de desconfianza política entre los alcaldes municipales y el primer ministro húngaro, Viktor Orbán, son visibles, literalmente, en las calles de Budapest.

"Estas vallas publicitarias, justo delante del Ayuntamiento de Budapest, enumeran 25 ejemplos concretos de cómo el Gobierno húngaro amenaza, supuestamente, el funcionamiento del municipio con recortes financieros. Estas vallas publicitarias son también un desafío lanzado al Gobierno de Orbán, por parte del opositor alcalde de la capital", señala la periodista de Euronews, Monica Pinna.

En esta lista aparecen los servicios públicos más fundamentales, desde el alumbrado público hasta el sistema de calefacción y el transporte público. Un ejemplo son los carteles en los que se pregunta a los ciudadanos sobre diversos aspectos que afectan a la capital húngara y a otras muchas ciudades del país. ¿Estarías muy molesto si, a partir de mañana, no se arreglaran las tuberías de aguas residuales dañadas, en tu calle?, se puede leer en una de las vallas publicitarias que se pueden ver en Budapest.

©
Euronews©

Las restricciones del Gobierno ponen en peligro el mantenimiento de 6 401 km de tuberías. El funcionamiento de la ciudad está en juego. Otra de las vallas publicitarias, tiene una advertencia mucho más seria. En ella se puede leer: 'saquear nuestras ciudades no es una forma de gobernar'.

El Ejecutivo de la ciudad de Budapest siente que está soportando una pesada carga financiera. La pandemia ha reducido sus ingresos en un 20 %, mientras que otro 20 % está en peligro debido a las medidas de austeridad del Gobierno nacional. El alcalde de Budapest asegura que la gestión de Orbán está castigando a las ciudades dirigidas por la oposición.

"La fuente de ingresos más importante de Budapest es el impuesto de sociedades, que pagan las empresas locales. El Gobierno lo redujo, recortando una importante partida del presupuesto de la ciudad. Aun así, el Ayuntamiento de Budapest tiene que pagar un mayor 'impuesto de solidaridad' para apoyar a las ciudades con bajos ingresos. Estos dos elementos, combinados, están provocando que Budapest esté, casi, en bancarrota", declara el alcalde de Budapest, Gergely Karácsony.

El regidor de la capital húngara no está solo en su lucha contra el Gobierno. Decenas de alcaldes liberales de la oposición 'proeuropea' han hecho suya la causa, desde las elecciones municipales de 2019; cuando los detractores de Orbán ganaron, sorprendentemente, en casi la mitad de las grandes urbes de Hungría. Varios de ellos se reunieron recientemente en la ciudad de Tatabánya para coordinar una respuesta a sus menguadas finanzas.

©
Euronews©

"El Gobierno húngaro está promoviendo una espectacular discriminación entre las ciudades dirigidas por alcaldes del partido en el poder y las dirigidas por formaciones opositoras. El pasado 24 de diciembre, las grandes ciudades lideradas por Fidesz recibieron una ayuda de unos 3,5 millones de euros mientras que, en las ciudades lideradas por sus detractores, no recibimos nada", afirma Ilona Szücsné Posztovics, alcaldesa de Tatabánya.

Los regidores opositores, también señalan que los fondos europeos no se distribuyen de forma equitativa. Han dado el valiente paso de pedir el acceso a los fondos de la UE directamente, prescindiendo de su Gobierno nacional.

Así, firmaron el 'Pacto de Ciudades Libres', con los líderes de Praga, Varsovia y Bratislava y se presentaron ante la UE como socios alternativos a sus Gobiernos nacionales. Sus países, a menudo, han sido acusados de violar el Estado de derecho.

©
Euronews©

"Cada vez, más personas en Europa están indignadas porque los fondos de desarrollo de la UE financian la corrupción y las autocracias. No queremos que nuestras ciudades lo sufran", señalaba Gergely Karácsony, en diciembre de 2019.

Los alcaldes municipales han demostrado ser capaces de promover el cambio a nivel internacional. El Parlamento Europeo ha decidido que los Estados miembros deben consultar, a partir de ahora, a las autoridades municipales, antes de finalizar sus planes nacionales de recuperación y resiliencia. Algo para lo que, los municipios liderados por la oposición, han estado presionando durante más de un año.

"Esta obligación de consultarlo no estaba escrita en la ley. Pero, ahora, se ha adoptado. La verdadera cuestión aquí, en este momento, es cómo se aplicará. El Gobierno húngaro está tratando de preparar, adoptar y presentar a la Comisión Europea un Plan de Recuperación y Resiliencia, que no fue consultado con los municipios más importantes del país", declara Benedek Jávor, representante principal de Budapest en Bruselas.

©
Euronews©

El Gobierno de Orbán afirma estar dispuesto a negociar con los alcaldes de la oposición. Públicamente, justifica la disparidad de trato argumentando que, los municipios más ricos, deben compartir la carga de la crisis financiera.

El reparto de dinero en Hungría se considera un asunto turbio. La ONG Transparencia Internacional afirma que la corrupción se ha institucionalizado, por ejemplo, a través de las licitaciones.

"Según las estadísticas, el 40 % de los procedimientos de contratación pública húngaros tienen una única oferta. En los últimos años, alrededor de una cuarta parte de los fondos de la UE se canalizaron a través de los oligarcas y personas cercanas al Gobierno", afirma József Péter Martin, director de Transparencia Internacional de Hungría.

©
Euronews©

"La oficina antifraude de la UE ha abierto más de 40 investigaciones sobre el presunto mal uso de los fondos comunitarios. Nos dirigimos a algunos pueblos del nordeste de Budapest para observar algunos ejemplos concretos y comunes, de supuestas prácticas fraudulentas", explica la reportera de Euronews, Monica Pinna.

La primera parada es Visznek, donde se invirtió dinero en un parque que nunca se terminó. Nuestro guía es un diputado independiente y gran crítico del Gobierno de Orbán.

"Este es el típico ejemplo de cómo se roba el dinero de los contribuyentes de la Unión Europea. No parece una cantidad enorme; se trata de 220 000 euros. Pero, aquí, solamente se ve un lago. Ya existía antes. No llevaron a cabo lo que estaba en la licitación. Deberían haber hecho un parque", señala el diputado independiente húngaro, Ákos Hadházy.

"En los municipios de las diferentes provincias, los políticos del partido Fidesz deciden qué localidad puede recibir ayudas de la UE. Únicamente aquellas en las que la gente vota 'correctamente', es decir, en las que votan al partido en el poder, recibirán el dinero. Y, donde los alcaldes aceptan que se les diga qué empresas realizarán las obras", añade Ákos Hadházy.

Según este diputado húngaro, entre el 20 % y el 30 % de los fondos de la UE acaban en manos equivocadas, en Hungría. A apenas unos kilómetros de distancia, nos muestra lo que él llama: 'otro proyecto cuestionable'.

©
Euronews©

"Estamos en un pequeño pueblo donde se construyó un mercado con dinero de la Unión Europea. Se gastaron 80 000 euros, alrededor de 27 millones de forintos, en esta construcción. Recibieron el dinero de la UE en 2017. Estamos en 2021 pero el mercado aún no está listo. Todo el proyecto podría haber hecho por un 80 % menos del dinero invertido", concluye el diputado independiente húngaro.

Los alcaldes anti-Orbán aseguran que se comprometen a proteger la democracia. Las vallas publicitarias son el símbolo de la profunda tensión sobre cómo deben gestionarse los asuntos, con los municipios que exigen un papel activo en el cambio del futuro de su país.