Última hora
This content is not available in your region

COVID-19 | Europa, entre prohibiciones, restricciones y protestas

euronews_icons_loading
Manifestación en Viena contra las restricciones
Manifestación en Viena contra las restricciones   -   Derechos de autor  AP Photo
Tamaño de texto Aa Aa

En Europa, la actualidad de la COVID-19 estuvo este sábado en las calles. En las de París, donde se ha prohibido beber alcohol para evitar concentraciones, o en las de Viena y Estocolmo, donde ha habido manifestaciones contra las restricciones para controlar la pandemia. Mientras tanto, en Alemania, los supermercados empiezan a vender test rápidos para detectar el virus.

Test COVID en la caja del supermercado

Comprar un test COVID-19 en la caja del supermercado. Desde este sábado es posible en los supermercados Aldi de Alemania. En algunos de ellos se formaron grandes colas y se agotaron rápidamente los suministros del kit, que incluye cinco test rápidos por 25 euros. Otras cadenas alemanas también van a empezar a vender en breve estas pruebas.

París prohíbe beber alcohol en la calle

En París, ha quedado prohibido el consumo de alcohol en más de una docena plazas y lugares populares, como las orillas del río Sena, para evitar que vuelvan a repetirse las imágenes del pasado fin de semana de multitudes congregadas para disfrutar del buen tiempo tomándose algo.

Italia: 60 casos en un colegio y una guardería

En Italia, amplias zonas del sur se tiñen de rojo, el color del reconfinamiento.

En el suburbio milanés de Bollate, el virus ha causado estrados en un colegio y una guardería. En cuestión de días, 45 niños y 14 adultos dieron positivo. El análisis genético confirmó que se trataba de la variante británica.

Manifestación en Viena contra las restricciones con miles de participantes

En Viena, la capital austríaca, miles de personas participaron este sábado en una manifestación prohibida contra las restricciones.

La concentración fue alentada por la ultraderecha. Los asistentes, que llegaron en trenes y autobuses desde otros puntos de Austria, corearon lemas contra el canciller Sebastian Kurtz y poniendo en duda la existencia del coronavirus.

El partido ultranacionalista FPO aprovechó la concentración para celebrar un mitin en el que el exministro del Interior, Herbert Kickl, acusó al Gobierno de "bailar al borde de la locura".

Protesta dispersada por la policía en Estocolmo

También en Suecia hubo una protesta contra las medidas gubernamentales. La policía intervino para dispersar a cientos de personas que se habían reunido sin mascarillas ni medidas de distanciamiento en una céntrica plaza de Estocolmo, violando la norma que impide las reuniones públicas para evitar la transmisión del virus.