Última hora
This content is not available in your region

Nuevo revés en la estrategia de vacunación europea

euronews_icons_loading
Syringes loaded with doses of the Johnson & Johnson Covid-19 vaccine
Syringes loaded with doses of the Johnson & Johnson Covid-19 vaccine   -   Derechos de autor  KAMIL KRZACZYNSKI/AFP
Tamaño de texto Aa Aa

Otro golpe más a la estrategia de vacunación europea. Johnson&Johnson tiene problemas de suministro y no podrán entregar 55 millones de dosis de los 200 millones que compró la Unión Europea.Una noticia que ha llegado tan solo un día antes de que la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) apruebe su vacuna.

Algo que no ha sentado nada bien a los eurodiputados. "Es muy importante que se cumplan nuestros acuerdos con las empresas. Presionaré a la Comisión para que siga el tema ya que el tiempo es un factor muy importante. Se trata de la salud, la vida y la seguridad de las personas", explica la eurodiputada sueca socialdemócrata Heléne Fritzon.

Hasta ahora, solo el 6,5% de los europeos han recibido al menos una dosis. En comparación con el 33% de los ciudadanos británicos y el 57% de los israelíes. Los eurodiputados están preocupados por la credibilidad del proyecto europeo pero creen que es mejor mantenerse unidos.

"Creo que podemos hacerlo mejor si tenemos el mismo acuerdo para todos. Tener 27 acuerdos distintos en la UE lo haría muy peligroso. El único camino a seguir es continuar cooperando y mostrar solidaridad. Y, por supuesto, presionar a la Comisión. También tengo una pregunta para los Estados miembros que desconfían de los acuerdos ¿conocen a caso si hay una pila de vacunas? ¿Y dónde está esta pila? ", insiste Fritzon.

Por ahora la UE está administrando las vacunas de Pfizer-BioNTech, Moderna y AstraZeneca. Aprobadas hace semanas por la EMA. Johnson&Johnson podría obtener su visto bueno este jueves y Curevac, Novavax y Sputnik V en los próximos meses. Pero las promesas de Ursula Von der Leyen de vacunar al 70% de la población adulta para finales de verano serán difíciles de cumplir.

Por eso una de las prioridades de la Comisión es evitar que las vacunas producidas en Europa se envíen fuera del continente, explica el comisario europeo de Mercado Interior Thierry Breton. Y por ello se bloqueó una exportación de AstraZeneca a Australia. "Tenemos que asegurarnos de que las empresas con las que hemos firmado contratos estén en condiciones de cumplir con lo que esperamos. Y he estado abogando por tener herramientas para asegurarnos de que esto suceda", asegura Breton.

En un intento por acelerar las cosas, la presidenta de la Comisión Europea ha anunciado que en las próximas semanas los Estados miembros recibirán 4 millones de nuevas dosis de la vacuna de Pfizer-BioNtech.