Última hora
This content is not available in your region

Veinte años desde la destrucción de los budas de Bamiyán por los talibanes

euronews_icons_loading
El nicho vacío de uno de los budas gigantes de Bamiyán, Afganistán, 2009,
El nicho vacío de uno de los budas gigantes de Bamiyán, Afganistán, 2009,   -   Derechos de autor  Rahmat Gul/AP
Tamaño de texto Aa Aa

Al caer la noche, una procesion se dirige a un lugar sagrado donde se encontraban los Budas de Bamiyán, en Afganistán.

Veinte años después de su destrucción por los talibanes, una de la estatuas ha vuelto, efímeramente, gracias a una proyección tridimensional.

La luz llenó el nicho que había albergado a Salsal, la estatua de 55 metros de altura. durante siglos. hasta su destrucción en marzo de 2001..

Gulsom Zahra, participó en la procesion de Bamiyán

"En realidad tengo sentimientos encontrados. En primer lugar me siento molesta porque me recuerda una vez más el nicho vacío de Buda, por otro lado sin embargo me siento feliz porque con la iluminación 3D, volvemos a ver la imagen de Buda, una gran herencia de la humanidad, y eso nos da una buena sensación."

Los talibanes, que ven cualquier representación de la forma humana como una afrenta al Islam, obligaron a los lugareños a colocar explosivos para destruirlos.

Y así quedó registrado para la Historia uno de los mayores crímenes arqueológicos de los que se tiene constancia. Los Budas de Bamiyán fueron en su día los más altos del mundo y se remontan a principios de los siglos VI y VII de nuestra era.