Última hora
This content is not available in your region

Sánchez y Macrón firman un acuerdo histórico de doble nacionalidad franco-española

euronews_icons_loading
Emmanuel Macron y Pedro Sánchez se saludan con el codo en el inicio de la 26º cumbre hispano-francesa.
Emmanuel Macron y Pedro Sánchez se saludan con el codo en el inicio de la 26º cumbre hispano-francesa.   -   Derechos de autor  Frederic Scheiver/Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved
Tamaño de texto Aa Aa

España y Francia han puesto fin este lunes a una anomalía histórica en Montauban, una ciudad simbólica para el exilio español, pues allí reposan los restos de Manuel Azaña, presidente de la II República durante la mayor parte de la Guerra Civil.

El hoy presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, y el presidente francés, Emmanuel Macrón, han firmado un acuerdo que permitirá a la doble nacionalidad a sus respectivos ciudadanos que cumplan los requisitos necesarios. Hasta ahora, debían de renunciar a la nacionalidad de origen para obtener la otra.

- "Hay 150.000 franceses viviendo en España, 190.000 españoles viviendo en Francia. El objetivo del convenio es permitirles vivir plenamente su pertenencia a ambos países, de forma asumida y pacífica, abrir un futuro común a una generación de ciudadanos plenamente franco-españoles".

Durante la ceremonia, se ha honrado la memoria de los exiliados que se afincaron en Francia tras la Guerra Civil, muchos de los cuales perdieron la vida tras sumarse a la resistencia francesa frente a la ocupación nazi. Sin embargo, la cumbre hispano-francesa ha dado más de sí. El acercamiento también será cultural.

- "Reforzamos las secciones españolas en las escuelas de Francia y los centros de enseñanza francesa en el extranjero, adaptamos la doble titulación española y francesa de bachillerato a la educación a distancia. Apostamos por la movilidad del profesorado en formación y acordamos el acceso y la admisión a la universidad de los estudiantes de un país al otro", añadió Pedro Sánchez.

La química entre ambos mandatarios parece que funciona. Sánchez y Macron apoyan respuestas comunes a varios retos compartidos planteados en clave europea.