Última hora
This content is not available in your region

Conmoción en EEUU por un video donde la policía mata a un menor de origen hispano en Chicago

euronews_icons_loading
La policía intenta en vano reanimar a Adam Toledo tras haberle disparado en el pecho
La policía intenta en vano reanimar a Adam Toledo tras haberle disparado en el pecho   -   Derechos de autor  AP/AP
Tamaño de texto Aa Aa

La noche del 29 de marzo Adam Toledo fue disparado a muerte durante una persecución policial en Chicago.

Adam s olo tenía 13 años y era de origen latinoamericano.

Estas imágenes pertubadoras fueron grabadas con la cámara de oficio del policía y su difusión ha vuelto a levantar la polémica.

Los intentos de reanimación fueron en vano. La policía informó que Adam tenía un arma en la mano cuando fue interceptado por el agente.

La abogada de la familia Toledo, Adeena Weiss-Ortiz, lo desmiente.

"Adam, durante su último segundo de vida, no tenía un arma en la mano, el oficial le gritó muéstrame tus manos. Adam obedeció y se dio la vuelta. Sus manos estaban vacías cuando el agente le disparó en el pecho. No tenía un arma en la mano, al contrario de lo que se ha informado".

La Oficina Civil de Responsabilidad Policial ha abierto una investigación sobre la muerte de Adam.

Desde hace semanas Estados Unidos protagoniza varios episodios como este.

Pero es la primera vez en muchos años que un menor muere en manos de un agente de seguridad.

La alcaldesa de Chicago, Lori Lightfoot, ha reconocido un pasado plagado de violencia y 'errores policiales' pero también hizo un llamamiento a la calma.

"Debemos seguir afrontando y no ignorar el hecho de que Chicago, así como otras tantas partes de nuestro país, tiene un largo legado de violencia y mala conducta policial que ha dejado a demasiados ciudadanos, especialmente a los de raza negra y latina, en un estado constante de miedo y dolor. Insto a todos a que se abstengan de emitir juicios hasta que la Oficina Civil de Responsabilidad Policial haya hecho su trabajo"

La Policía de Chicago asegura que el agente solo tuvo medio segundo para reaccionar en defensa propia.