Última hora
This content is not available in your region

La carrera europea hacia el 6G

Por Christopher Pitchers  & Aida Sanchez Alonso
euronews_icons_loading
A man wears virtual reality glasses
A man wears virtual reality glasses   -   Derechos de autor  FRED DUFOUR/AFP
Tamaño de texto Aa Aa

La lucha por la tecnología 5G entre China y Occidente ya está muy encarrilada y ahora es la carrera por el 6G la que está acelerando lentamente. La infraestructura y cobertura 5G de China está muy por delante de sus rivales, pero en lo relativo al siguiente paso en telecomunicaciones, Europa no quiere quedarse atrás.No se espera que la tecnología 6G llegue hasta al menos la siguiente década, pero esto no impide que Bruselas intente adelantarse a Pekín.

“Estamos lanzando nuestros principales programas de investigación. Daremos otro paso hacia un cambio en el rendimiento, por ejemplo, permitiendo que la capacidad del terabit sea compatible con la telepresencia o, por ejemplo, los gemelos digitales de nuestro entorno. Por lo tanto, este será un gran cambio y, por supuesto, es importante que Europa mantenga sus capacidades tecnológicas", explica Peter Stuckmann, jefe de la unidad de futuros sistemas de conectividad de la Comisión Europea.

El 5G promete ser el inicio de un mundo en el que los humanos y las máquinas interactúan constantemente, como en la inteligencia artificial y los automóviles autónomos. Pero la tecnología 6G revolucionará aún más el mundo digital. Se imagina que alguna de sus posibles aplicaciones serían las videollamadas con hologramas o incluso guantes conectados a Internet para controlar objetos lejanos.

"Con el 6G, se puede básicamente repensar todos los ecosistemas económicos y humanos y crear una especie de versión mejorada de la realidad. Por ejemplo en la producción y fabricación, la educación, el entretenimiento. Pero lo bueno es que todavía estamos definiendo qué es el 6G, así que ahora se trata de qué es el estándar, de la visión", asegura Alessandro Gropelli, director de Estrategia y Comunicaciones en ETNO.

Probablemente Europa tendrá que colaborar con aliados como Estados Unidos y Japón para competir contra el poder económico y tecnológico de China. Pero este tipo de tecnologías requieren un estándar mundial, por lo que su desarrollo podría conducir a un nivel sin precedentes de cooperación global.

"Está muy claro que necesitamos un estándar global y tenemos una competencia muy difícil. ¿Quién da el primer paso para definir estos estándares? Y esa es la razón por la que tenemos que negociar. Sabemos que en la práctica necesitaremos tecnología 6G en 10 años. Pero, por ejemplo, cuando se trata de estándares, es muy importante que pronto podamos tener la capacidad de definir los estándares”, apunta el eurodiputado de Renovar Europa, Mauri Pekkarinen.

Por ello, a principios de este año, empresas europeas como Nokia y Telefonica han lanzado el proyecto Hexa-X que reúne a actores clave en la industria para diseñar y desarrollar el 6G.