Última hora
This content is not available in your region

La UE acusa a Apple de "abuso de posición dominante" en los servicios de música en línea

euronews_icons_loading
Usuario de apple bailando
Usuario de apple bailando   -   Derechos de autor  AFP
Tamaño de texto Aa Aa

La Comisión Europea ha abierto un nuevo frente contra Apple. Ha acusado a la compañía de abusar de su posición dominante para distorsionar la competencia en el sector de la música en continuo o “streaming”.

Supuestamente, Apple está obligando a los desarrolladores de aplicaciones musicales a utilizar la App Store para que los usuarios puedan descargarse las aplicaciones y les cobra una comisión del 30% por cada suscripción conseguida. La aplicación de música en continuo Spotify denunció el caso, pero afecta a otras empresas.

“Nos preocupa que las reglas de Apple afecten negativamente a sus rivales aumentando sus costos, reduciendo sus márgenes de beneficio así como su atractivo en la plataforma de Apple. Las condiciones de Apple afectan a todos los proveedores de música en continuo que compiten con Apple Music, en particular a los más pequeños como Deezer o Soundcloud", ha asegurado la vicepresidenta de la Comisión Europea encargada de los asuntos digitales y competencia, Margrethe Vestager.

Apple niega todas las acusaciones e incluso asegura que la compañía jugó un papel importante en el desarrollo de Spotify. Así lo ha defendido en un comunicado de prensa:

"Una vez más, quieren todos los beneficios de la App Store, pero no creen que deban pagar nada por ello. El argumento de la Comisión en nombre de Spotify es lo opuesto a la competencia leal".

Para la empresa sueca Spotify, este es, en cambio, "un gran día", según ha escrito su director ejecutivo, Daniel Ek, en Twitter. "Estamos más cerca de crear unas reglas de juego equitativas algo que es muy importante para todo el ecosistema de desarrolladores europeos", ha asegurado Ek.

Hace cuatro años, la Comisión Europea ya multó a Apple con 14.000 millones de euros por obtener beneficios fiscales ilegales en Irlanda. Ahora podría enfrentarse a una multa y verse obligada a cambiar sus políticas.