Última hora
This content is not available in your region

Bruselas se juega su credibilidad en los Balcanes Occidentales

euronews_icons_loading
Bruselas se juega su credibilidad en los Balcanes Occidentales
Derechos de autor  ROBERT ATANASOVSKI/AFP or licensors
Tamaño de texto Aa Aa

La Unión Europea quiere reforzar sus vínculos con los países de los Balcanes occidentales, pero su adhesión al bloque comunitario avanza a trompicones.

En estos momentos, Bulgaria ha impuesto su veto a Macedonia del Norte. Pero antes hubo otras reticencias por parte de países como Grecia o Francia.

De los 6 países de los Balcanes Occidentales, sólo dos, Serbia y Montegro, han iniciado las conversaciones de adhesión. Macedonia del Norte y Albania son candidatos y están a la espera de que se inicien las negociaciones. Bosnia-Herzegovina ha presentado su solicitud y Kosovo lo hará más adelante.

Para el comisario europeo para la Ampliación, Oliver Varhelyi, la UE es un actor clave en la región a pesar de la influencia creciente de China y Rusia. "Nuestras empresas son las que más invierten. La Unión Europea es la que más invierte ya sea en términos de ayuda económica, de recuperacion económica o de reformas. Nosotros somos los que acompañamos a la región en su vida cotidiana. Está claro que es mucho más fácil llegar con una inversión puntual, pero somos nosotros los que estamos allí todos los dias, acompañándolos a lo largo del camino. "

Varhelyi no descarta que las conversaciones de adhesión de Albania comiencen antes que las de Macedonia del Norte, si Bulgaria mantiene el veto a Skopie.

Esta idea es rechazada por el primer ministro de Macedonia del Norte, Zoran Zaev, que este lunes ha visitado Bruselas.

"Esperamos que la UE en su conjunto, los 27 países miembros y la Comisión Europea, respeten lo que nos prometieron. Dijeron: ustedes cumplan y nosotros cumpliremos. Hemos cumplido e incluso hemos ido más allá. Ahora esperamos la Unión Europea cumpla", explica Zoran Zaev. "Estamos abiertos a discutir cualquier tema que sea negociable para todos. Pero temas como la identidad o los idiomas es algo que nunca se habla en ninguno de las etapas de la ampliación de la UE".

El primer ministro insiste: el idioma y la identidad macedonios no son negociables.