Última hora
This content is not available in your region

El escaso peso diplomático de la UE en Oriente Medio

Access to the comments Comentarios
Por Ana LAZARO  & Sergio Cantone
euronews_icons_loading
El escaso peso diplomático de la UE en Oriente Medio
Derechos de autor  AFP
Tamaño de texto Aa Aa

Esta vez es diferente.

El conflicto entre israelíes y palestinos se ha radicalizado, con Hamás en Gaza y los ultranacionalistas en Tel Aviv orientando las acciones militares. Los juegos políticos y las luchas de poder está más presentes que nunca en Oriente Medio.

Una situación difícil de gestionar para la diplomacia europea, ansiosa por desempeñar un papel en la región.

Israel dice que no hay tiempo para hablar porque la ofensiva de Hamás es una amenaza existencial. "Nuestra intención está muy clara: poner fin a cualquier ataque terrorista desde Gaza por parte de la organización terrorista Hamás y de Irán, que atacan a los civiles en las ciudades y los pueblos israelíes", afirma Walid Abu Haya, embajador adjunto de Israel ante la UE.

Los Estados Unidos del presidente Biden han cambiado la retórica respecto a la administración Trump. Pero Washington sigue apoyando a Israel e insiste en su derecho a defendenderse.

Mientras tanto, Israel acusa a Irán de querer expandir su dominio en torno sus fronteras. Y Turquía ha mostrado claramente su apoyo a los palestinos.

"El presidente Erdogan no renuncia a su sueño de liderar un nuevo modelo de imperio otomano. Y lo ha demostrado en otros conflictos con su presencia en Libia, en Nagorno Karabaj y muchos otros lugares. Pero lamentablemente lo que guía a Erdogan no es encontrar una solución al conflicto actual, sino sus propios intereses para tomar el liderazgo en Oriente Medio", opina Evin Icir, eurodiputada sueca del grupo Socialista.

La diplomacia de la UE apenas si es audible debido a sus propias divisiones internas, más allá de la apuesta francesa por involucrar al presidente egipcio, Al Sisi, como intermediario.

Durante los últimos treinta años, la UE ha jugando la carta de la inversión a cambio de una evolución política que nunca ha conseguido, a pesar de sus fuertes lazos comerciales con Israel.

"La parte comercial es realmente muy importante porque la UE es el principal socio comercial de Israel, también cuando se trata de otras formas de cooperación como por ejemplo en materia de investigación. La UE es realmente el socio bilateral más importante en todo lo relacionado con la economía. Pero cuando se trata de política el actor es Estados Unidos. En parte porque la UE no ha sido capaz de traducir su relación económica en influencia política", explica Martin Konecny, miembro de la oenegé European Middle East Project.

En cuanto a Palestina, la ayuda plurianual europea asciende a 1.280 millones de euros, que sirven para financiar desde la justicia hasta las infraestructuras.

Pero una vez más, la "realpolitik" se impone a la buena voluntad y los enfoques constructivos.