Última hora
This content is not available in your region

La cooperación entre la OTAN y la UE no es sencilla. Pero no hay otra opción"

Access to the comments Comentarios
Por Sergio Cantone  & Ana Lázaro
euronews_icons_loading
A security officer walks with a sniffer dog ahead of the Alliance's headquarters in Brussels
A security officer walks with a sniffer dog ahead of the Alliance's headquarters in Brussels   -   Derechos de autor  YVES HERMAN/REUTERS
Tamaño de texto Aa Aa

La OTAN se encuentra en un punto de inflexión y necesita encontrar una nueva razón de ser.

Los jefes de Estado y de Gobierno de los países miembros de la Alianza Atlántica se reunirán en Bruselas el próximo mes de junio. Pero el Comité Militar ha estado trabajando para preparar esta cumbre crucial en la que los responsables políticos tendrán que decidir si vale la pena invertir más recursos.

En una entevista con Euronews, el representante militar de Italia ante la OTAN, Roberto Nordio, ha explicado que los desafíos siguen presentes.

"Además de las amenazas tradicionales y del terrorismo en curso, hay actores regionales, como Rusia, que son cada vez más asertivos, y a eso hay que añadir nuevas amenazas híbridas y cibernéticas. Durante la pandemia, algunas fuerzas militares que también forman parte de la OTAN han cooperado con la sociedad civil para gestionar la emergencia sanitaria. También estamos considerando el impacto del cambio climático desde el punto de vista de la seguridad. Y la herramienta militar por sí sola no puede afrontar estos retos. Por eso queremos encontrar nuevas herramientas para cooperar con otras organizaciones internacionales como la Unión Europea que dispone de instrumentos complementarios".

La UE busca por su parte su autonomía estratégica. 22 de sus 27 miembros también son miembros de la OTAN. Y una de las dos organizaciones podría sobrar.

"La cooperación entre la OTAN y la UE no es sencilla. Pero ya está operativa y, en mi opinión, está destinada a crecer aunque el camino sea difícil. Estoy convencido de que no hay opción. ¿Por qué un ciudadano europeo debería gastar dos veces, una para la UE y otra para la OTAN", se pregunta Nordio.

En cuanto a Afganistán, la OTAN está a punto de finarlizar una misión que ha durado 20 años. Pero el país está lejos de haber alcanzado la estabilidad y podría volver a convertirse en un santuario para el terrorirmo global.

"El compromiso de la OTAN continuará incluso después de la retirada total de sus fuerzas militares con la perspectiva de una desarrollar una asociación reforzada que todavía tiene que definirse, pero siempre con el pleno respeto de la soberanía afgana".

En opinión del teniente general Nordio, la UE podría convertirse en un pulmón financiero capaz de aumentar la inversión militar de manera conjunta .