Última hora
This content is not available in your region

Récord de 55 millones de desplazados internos en el mundo

euronews_icons_loading
Un niño en un flotador tras el paso del huracán Eta por Honduras 06/11/2020
Un niño en un flotador tras el paso del huracán Eta por Honduras 06/11/2020   -   Derechos de autor  Delmer Martinez/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved
Tamaño de texto Aa Aa

Salir huyendo de la guerra, la violencia o de desastres naturales. Eso es lo que han tenido que hacer al menos 55 millones de personas en 2020, obligadas a dejar su hogar y buscar refugio en otro lugar de su propio país. Se trata de una cifra de desplazados internos sin precedentes en los últimos veinte años.

De esos 55 millones de desplazados internos, 48 escaparon de conflictos y violencia, en países como Mozambique, Etiopía o Burkina Faso, y al menos 7 de catástrofes, la mayoría desastres climáticos.

Según el Observatorio de Desplazamiento Interno y el Consejo Noruego para los Refugiados se trata de la cifra más elevada de los últimos 20 años, pese a las restricciones de movilidad y otros problemas derivados de la pandemia.

"Al principio de la pandemia pensamos que se produciría una disminución de las cifras, debido a las restricciones de movimiento y también al hecho de que nuestros proveedores de datos sobre el terreno tendrían menos acceso a las poblaciones desplazas. Sin embargo, esas hipótesis no se han cumplido. De hecho, estas cifras extremadamente altas muestran que los conflictos continuaron, a pesar de los llamamientos a un alto el fugo para unirse contra la COVID", explica Alexandra Bilak, directora del Observatorio de Desplazamiento Interno.

El resurgimiento del conflicto y los ataques de grupos extremistas en países como Mozambique, Etiopía o Burkina Faso contribuyeron al aumento de estos desplazamientos, aunque también se produjeron en zonas que arrastran largos años de violencia como Siria, Afganistán o la República Democrática del Congo.

Año de fenómenos climáticos extremos

En cuanto a los desplazamientos originados por desastres, un 98 % se debieron a catástrofes climáticas, ya que millones de personas tuvieron que dejar sus hogares debido a una intensa temporada de ciclones en América y Asia-Pacífico y a las tormentas e inundaciones en Oriente Medio y África Subsahariana.

Solo el ciclón Amphan, que afectó el sur de Asia en mayo del pasado año, causó cinco millones de desplazamientos en la India, Bangladesh, Bután y Birmania (Myanmar), mientras que el continente americano sufrió una de las peores temporadas de huracanes, con más de 30 fenómenos de este tipo, que también forzaron a muchos a dejar su hogar.