Última hora
This content is not available in your region

La UE tratará la detención del periodista bielorruso Roman Protasevich en el Consejo Europeo

Access to the comments Comentarios
Por Blanca Castro con Agencia EFE
euronews_icons_loading
La UE tratará la detención del periodista bielorruso Roman Protasevich en el Consejo Europeo
Derechos de autor  AP Photo
Tamaño de texto Aa Aa

Este incidente "no quedará sin consecuencias", estas fueron las palabras del presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, sobre la detención del periodista disidente Roman Protasevich en Bielorrusia.

Protasevich iba a bordo de un vuelo de Ryanair con destino a Lituania cuando por una falsa amenaza de bomba el avión tuvo que aterrizar de emergencia en Minsk, donde las fuerzas de seguridad de Alexandr Lukashenko lo estaban esperando. Horas más tarde, el avión continuó su ruta, pero sin el periodista.

Los líderes de las principales instituciones europeas exigieron la liberación inmediata del periodista. También el alto representante para la Política Exterior de la UE, Josep Borrell, calificó como "totalmente inadmisible" este incidente e hizo responsable al Gobierno de Bielorrusia "de la seguridad de todos los pasajeros". Pero para la líder de la oposición bielorrusa Svetlana Tijanóskaya las palabras no son suficiente.

Protasevich es un estrecho colaborador de Tijanóvskaya y, como ella, había huido de Bielorrusia para exiliarse en Lituania.

"El tiempo de las declaraciones ha pasado, no basta con condenar verbalmente. Los bielorrusos esperan acciones decisivas y la ayuda de la comunidad internacional. A partir de ahora, aquel que sobrevuele Bielorrusia arriesga su seguridad", aseguró la política a través de un comunicado publicado en sus redes sociales.

Los miembros de la Unión Europea discutirán esta detención sin precedentes este lunes durante una cumbre extraordinaria del Consejo Europeo.

Las tensiones entre Lukashenko y la UE vuelven a aumentar luego de las denuncias de violencia policial sucedida en las protestas del año pasado.

Cientos de periodistas han sido detenidos y casi una veintena se encuentran en prisión desde el estallido de las protestas en la antigua república soviética, motivo por el que ha sido catalogado como el lugar de Europa más peligroso para la prensa por Reporteros sin Fronteras.