Última hora
This content is not available in your region

Iniciativas para reducir la presencia de plástico el mar Mediterráneo

euronews_icons_loading
Iniciativas para reducir la presencia de plástico el mar Mediterráneo
Derechos de autor  euronews
Tamaño de texto Aa Aa

No se tarda mucho en encontrar plástico. En el puerto de Marsella, en los parques o en el paseo marítimo.... está en casi todas partes. Al acabar en el mar Mediterráneo, tardará más de cuatro siglos en degradarse y contaminará toda la cadena alimentaria.

Brice y Kévin son dos buceadores experimentados. Como hacen muchas oenegés, recogen residuos plásticos. En menos de treinta minutos, bajo el agua, sus redes están llenas.

"Encontramos, sobre todo, envases de plástico, latas, botellas de vidrio, mecheros, vasos...", explica el buceador Kévin Pinçon.

Pero Brice Masi quiere ir más allá. Este biólogo y emprendedor está desarrollando una aplicación para que todos los ‘amantes’ del mar puedan hacer un seguimiento de los residuos plásticos.

"Queremos cartografiar y reunir toda la información relativa al medio marino para tener una imagen dinámica de la evolución de la situación en mares y océanos", afirma Brice Masi, biólogo y cofundador de Click-Dive.

"Alrededor de 600.000 toneladas de residuos plásticos se acumulan cada año en el mar Mediterráneo. Francia es uno de los países que más desechos plásticos genera y, solamente, recicla el 24 % de ellos, frente a más del 40 % de España, Italia o el Reino Unido", asegura Guillaume Petit, periodista de Euronews.

Francia pretende alcanzar el 100 % de residuos reciclados en 2025. Pero la capacidad de reciclaje sigue siendo insuficiente y gran parte de los envases de plástico se producen con materiales no reciclables.

En Marsella, estos trabajadores clasifican multitud de kilos de residuos de plástico procedentes de empresas o universidades. Esta compañía privada, además de recoger los residuos, les ayuda a "separarlos en origen", con cubos de basura transparentes e incentivos. En algunas máquinas, por ejemplo, una botella de plástico reciclada ofrece un vale. El objetivo es intentar reducir al máximo el volumen de plástico, ya que el reciclaje no limita su uso.

"El enfoque tradicional es: cuantos más residuos se recogen, más dinero se gana. Aquí, nuestro enfoque pretende reducirlos 'en el origen'. Antes de recoger, vamos a aplicar estrategias para disminuir nuestra cantidad de residuos", señala Guillaume Pellegrin, director de Lemon Tri Marseille.

La solución sería, por supuesto, consumir menos plástico. Khadidja lo ha intentado. Tiene un negocio de comida para llevar. Ahora ya no utiliza botellas de plástico y ha reducido la cantidad de envases que utiliza, aunque comprar vidrio le cuesta más dinero.

"No quiero olvidar mi papel de ciudadana en nombre del comercio", explica Khadidja Thierry, comerciante en Arlés.

El detonante fue la ayuda de Stéphanie, una ‘activista del plástico cero’ que intenta convencer a los comerciantes de que dejen de usar plástico sin perder dinero. Según ella, el reciclaje tiene sus límites.

"Incluso con el reciclaje seguimos contaminando, teniendo pérdidas materiales, explotando recursos… Esto no es una solución a largo plazo, por lo que también debemos reducir nuestro consumo de plástico y sustituir los materiales desechables por envases reutilizables", señala Stéphanie Dick, fundadora del 'Desafío Zéro Bouteille Plastique'.

Los plásticos de un único uso estarán prohibidos en Francia para 2040. Las asociaciones ecologistas afirman que este objetivo no es lo suficientemente vinculante, y los fabricantes de plásticos lo consideran poco realista.

Francia pretende incitar a los ciudadanos a reducir gradualmente el empleo de plásticos de un solo uso para 2040. Las asociaciones ecologistas afirman que este objetivo no es lo suficientemente vinculante y que llega demasiado tarde.

En 2019, los fabricantes de plástico representaron un volumen de negocios de 350 mil millones de euros en Europa.

Durante la 'Semana Verde' de Euronews, nuestro equipo de programas y nuestros equipos de noticias exploran historias y soluciones para un planeta mejor, desde toda Europa.