Última hora
This content is not available in your region

Empieza la vista oral por la tragedia del vuelo MH17, abatido por un misil, que causó 298 muertos

euronews_icons_loading
Empieza la vista oral por la tragedia del vuelo MH17, abatido por un misil, que causó 298 muertos
Derechos de autor  Peter Dejong/Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved
Tamaño de texto Aa Aa

Los jueces neerlandeses han comenzado este lunes la vista oral del caso de la tragedia del MH17, un proceso a cuatro sospechosos por su presunto papel en la muerte de los 298 pasajeros del avión de Malaysia Airlines derribado en julio de 2014 en Ucrania, tras más de un año de preparación del juicio.

Durante los próximos cuatro días, los jueces del Tribunal de Alta Seguridad, situado dentro del complejo judicial de Schiphol, examinarán con más detalle las pruebas contra los cuatro sospechosos y entrarán en el fondo del caso, resumido en un archivo de unas 40.000 páginas y después de 25 sesiones preparatorias desde el 9 de marzo del año pasado.

Los acusados, ausentes en el juicio

La Fiscalía acusa de presunto "asesinato" a tres ciudadanos rusos –Igor "Strelkov" Girkin, Serguéi Dubinsky y Oleg Pulátov- y un ucraniano -Leonid Kharchenko-, pero el juicio se celebra principalmente en rebeldía, puesto que solo Pulátov reconoce este proceso judicial en Países Bajos, qunque no planea acudir personalmente, y está representado por un equipo de abogados neerlandeses con los que se ha reunido en Moscú para preparar el caso.

Los jueces tendrán que decidir si el vuelo MH17 fue derribado con un misil Buk de fabricación rusa el 17 de julio de 2014 en el este de Ucrania, un hecho que la Fiscalía considera probado con suficientes evidencias, mientras que la Defensa de Pulátov ha abogado por exigir una investigación de otros escenarios.

¿Desde dónde se disparó el misil?, la pregunta clave

La otra pregunta abierta es el lugar desde el que se disparó ese misil: la acusación defiende que el avión fue derribado desde un campo específico controlado por rebeldes prorrusos en el este de Ucrania, una teoría puesta en duda por la Defensa, que argumentó que las conversaciones telefónicas intervenidas y usadas como prueba contienen mensajes propagandísticos para confundir a la otra parte del conflicto.

Una vez confirmadas las dos teorías de la Fiscalía, los jueces tendrán que determinar con las evidencias disponibles cuál fue el papel de los cuatro sospechosos en todo lo ocurrido: se cree que eran militares de alto rango activos en la zona de los separatistas en el momento de la tragedia y se encargaron de vigilar que el lanzamisiles del Buk se instalara en la zona discretamente.

Este lunes se discuten principalmente los procedimientos, pero el resto de la semana, se tratarán los hechos y las conclusiones más importantes del caso, porque hasta ahora, las sesiones se han basado principalmente en la admisibilidad de las pruebas y en una visita de los jueces a los restos del avión.

Ninguno de los acusados está acusado de disparar o dar la orden de disparar el MH17, un asunto que aún sigue abierto para el Equipo de Investigación Conjunta (JIT, en inglés), que continúa buscando pesquisas sobre lo ocurrido con el avión Boeing 777, que partió hace ya siete años desde el aeropuerto Schiphol en Ámsterdam con destino a Kuala Lampur.

Se calcula que, a finales de este mes, la Fiscalía y la Defensa podrán explicar las pruebas que consideran importantes para sus argumentos, y en septiembre, las familias de las 298 víctimas -en su mayoría neerlandesas- tendrán la oportunidad de participar en el proceso judicial. De momento, más de 70 allegados quieren hablar ante el tribunal.