Última hora
This content is not available in your region

Los eurodiputados piden sanciones más duras contra Bielorrusia

euronews_icons_loading
A woman holds a placard with the lettering 'Don't fly with the dictator' during a 'Together for Belarus' rally against Belarusian President Lukashenko
A woman holds a placard with the lettering 'Don't fly with the dictator' during a 'Together for Belarus' rally against Belarusian President Lukashenko   -   Derechos de autor  MICHAL CIZEK/AFP
Tamaño de texto Aa Aa

Los eurodiputados han pedido a los Estados miembros que impongan las sanciones más duras posible contra Bielorrusia y su economía, teniendo en cuenta todas las fuentes de financiación que afectan al régimen de Alexander Lukashenko.

Las demandas han llegado durante el debate sobre el secuestro de un vuelo de pasajeros de Ryanair y el posterior secuestro de un periodista bielorruso, Roman Protasevich y su pareja, Sofia Sapega.

El Alto Representante de la UE, Josep Borrell, ha defendido que la reciente aparición en la televisión estatal bielorrusa de Protasevich fue muy desagradable de ver. Su confesión forzada en la televisión estatal es otro ejemplo de las flagrantes violaciones de los derechos humanos que comete el régimen de Lukashenko. Ciertamente fue horrible ver esta imagen de estas personas detenidas, llorando”, lamenta Borrell.

Si bien el Consejo Europeo acordó una respuesta inmediata y concreta al secuestro del avión; hay muchos que dicen que fue débil y tarde. Creen que se deberían haber tomado medidas más duras contra Bielorrusia, pero también contra Rusia, que apoya al régimen, antes de que Lukashenko atacara a civiles inocentes en el espacio aéreo europeo.

“Para ese tipo de violación, por supuesto; la reacción fue apropiada. Creo que la UE no ha hecho lo suficiente antes del secuestro del avión; Me refiero a la presión rusa, a la oposición bielorrusa bajo la presión; todo ha aumentado en los últimos años, y no creo que Europa haya hecho lo suficiente allí, por lo que le ha dado a Lukashenko la posibilidad de dar un paso más ", cree el eurodiputado del PPE, Riho Terres.

Mientras tanto, el régimen bielorruso promueve sentencias de hasta 3 años de prisión por asistir a una manifestación no autorizada. Junto a Roman Protasevich y Sofia Sapega, Bruselas apunta que hay al menos otros 450 presos políticos.