Última hora
This content is not available in your region

Europa camina hacia la normalidad con el levantamiento de más restricciones

euronews_icons_loading
Dos mujeres almuerzan juntas en un restaurante del centro de Bruselas, el miércoles 9 de junio de 2021.
Dos mujeres almuerzan juntas en un restaurante del centro de Bruselas, el miércoles 9 de junio de 2021.   -   Derechos de autor  Olivier Matthys/Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved
Tamaño de texto Aa Aa

Bélgica da un paso más este miércoles en su desescalada y roza casi la normalidad: el uso de las mascarillas en la calle deja de ser obligatorio en Bruselas, bares y restaurantes amplían horarios y abren sus zonas de interior y los vacunados pueden viajar con menos cortapisas.

El plan de vacunación avanza a buen ritmo y las cifras de hospitalizados mejoran, lo que permite atisbar la casi normalidad en el país europeo.

Los cafés y restaurantes belgas pueden servir a sus clientes también en el interior de sus locales, tras abrir sus terrazas el pasado 8 de mayo, y pueden hacerlo desde las 5.00 hasta las 23.30 horas.

El uso de la mascarilla en la calle deja de ser obligatorio en la capital salvo en zonas muy concurridas como mercados o centros comerciales, y será cada comuna la responsable de fijar cuáles son esas zonas altamente frecuentadas.

Francia, por su parte, se abre al turismo extranjero e inició una nueva fase de la desescalada. Después de siete meses de restricciones los bares y restaurantes podrán servir en interiores.

Los museos, cines y teatros amplían su aforo y el toque de queda se retrasa de las 21.00 a las 23.00 horas.

"Sí, es muy agradable, hay más alegría en las calles, la gente está más contenta, y como llevamos mucho tiempo esperando la reapertura, seguro que la gente viene más y disfruta más de los restaurantes", asegura Antoine Ducret, un parisino de 25 años.

Al sureste Francia, los habitantes de Burdeos vuelven al agua con la reapertura de las piscinas.

"Es un gran día, estamos encantados de reabrir, además con este gran sol, y con bastante gente viniendo a nadar, es bastante grato", dice por su parte Olivier Bouriat gerente de la piscina del centro de la ciudad.

El presidente Emmanuel Macron celebró el levantamiento de las restricciones, pero lanzó un mensaje de prudencia de seguir respetando las medidas sanitarias vigentes.

El toque de queda debería desaparecer el próximo 30 de junio, cuando se llegue una nueva fase de la desescalada. Unos diez días antes se sabrá qué ocurre con las discotecas, que tienen completamente suspendida su actividad desde marzo de 2020.

En el archipiélago de Helsinki, Lauttasaari, se ha inaugurado una nueva exposición de arte, es la primera exposición bianual, aplazada el año pasado debido a la pandemia, también estará disponible en línea para los visitantes de fuera de Finlandia.