Última hora
This content is not available in your region

EEUU puede estar "de vuelta" en el G7, pero persisten dudas sobre la fiabilidad estadounidense

EEUU puede estar "de vuelta" en el G7, pero persisten dudas sobre la fiabilidad estadounidense
EEUU puede estar "de vuelta" en el G7, pero persisten dudas sobre la fiabilidad estadounidense   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Tamaño de texto Aa Aa

Por Humeyra Pamuk, Andrea Shalal y Robin Emmott

WASHINGTON / BRUSELAS, 11 jun – En 2017, el presidente de Estados Unidos sorprendió a los aliados occidentales de Washington durante su primer viaje a Europa, regañándoles por no pagar su “parte justa” en materia de defensa, apartando físicamente a un primer ministro y le dio un tenso apretón de manos a otro líder en público.

Después de cuatro años tumultuosos para la relación transatlántica bajo el mandato de Donald Trump, las palabras de amistad de su sucesor demócrata Joe Biden y la promesa de que “Estados Unidos ha vuelto” al reunirse con los aliados occidentales esta semana y la próxima son un alivio bienvenido.

Pero no son suficientes, dicen diplomáticos y expertos en política exterior.

Biden se enfrenta a las persistentes dudas sobre la fiabilidad de Estados Unidos como socio. Los líderes del grupo de las siete economías avanzadas, la OTAN y la Unión Europea están preocupados por el péndulo de la política estadounidense que vuelve a oscilar, y buscan acciones concretas, no palabras, tras el impacto de la era Trump.

Los líderes europeos se han mostrado optimistas públicamente, alabando la supervivencia del multilateralismo, pero sus dudas van más allá de las cicatrices de los años de Trump. La política exterior de la Administración Biden ha estado enviando señales contradictorias, marcadas por algunos pasos en falso e incertidumbre sobre áreas políticas clave como China, gracias a las largas revisiones, dijeron ex altos cargos estadounidenses y fuentes diplomáticas.

“Los socios de EEUU todavía están traumatizados por lo que sucedió bajo Trump”, dijo Harry Broadman, un ex alto cargo estadounidense y director gerente de Berkeley Research Group. “Pero algunos de los mensajes de Biden también han sido inconexos”.

POLÍTICAEXTERIORPARA LA CLASEMEDIA

Las decisiones de Biden de impulsar las disposiciones de “Buy America”, respaldar una exención de los derechos de propiedad intelectual en la Organización Mundial del Comercio sin apenas consultar a otros miembros y establecer un calendario agresivo para la retirada de Afganistán han desconcertado a los aliados.

Biden dijo que todas las tropas estadounidenses abandonarían Afganistán antes del 11 de septiembre, una fecha clave que marca el inicio de la guerra más larga de Estados Unidos hace dos décadas. Las autoridades estadounidenses han dicho que completarán la retirada antes de esa fecha.

Tanto Biden como su principal diplomático, el secretario de Estado Antony Blinken, han dicho en repetidas ocasiones que la política exterior de Estados Unidos debe beneficiar ante todo a la clase media estadounidense.

Para muchos Gobiernos europeos, esto suena a un eufemismo que contiene el mismo fondo que el lema aislacionista de Trump “América primero”, en referencia a Estados Unidos. “‘América primero’ continuará, sin duda”, dijo una fuente diplomática occidental.

Un alto diplomático europeo dijo que el factor más importante era volver a tener alguien con quien trabajar en Washington: “Después de los últimos cuatro años, eso sí que importa”.

euronews provides breaking news articles from reuters as a service to its readers, but does not edit the articles it publishes. Articles appear on euronews.com for a limited time.