Última hora
This content is not available in your region

Colapso de Eriksen | El corazón de Dinamarca late de nuevo ante la mejoría del jugador

Por Carmen Menéndez
Eriksen es atendido por sus compañeros en el terreno de juego, después de desmayarse
Eriksen es atendido por sus compañeros en el terreno de juego, después de desmayarse   -   Derechos de autor  Friedemann Vogel/AP
Tamaño de texto Aa Aa

El corazón de Dinamarca vuelve a latir este domingo, aliviado un día después del dramático colapso sufrido por el jugador Christian Eriksen en pleno partido contra Finlandia de la Eurocopa. Las noticias sobre su estado de salud son esperanzadoras. La prensa describe el episodio como el más negro de la historia de su fútbol.

Algunos aficionados han pasado la noche ante el hospital de Copenhague, en el que se recupera el centrocampista. Según el representante del jugador, está estable, despierto y puede hablar.

"Solo me preocupa su estado de salud -dice un aficionado danés-. Tiene una mujer, hijos, tiene una familia. Hoy el fútbol ya no importa. Fue un momento de miedo para todo el país, para toda Europa. Ver a Eriksen caer al suelo con un ataque al corazón fue desgarrador".

Tras una hora y media de suspensión del partido y angustia, sin saber aún en qué estado estaba su compañero, los jugadores daneses volvieron al terreno de juego entre aplausos. Perdieron por 0 a 1 frente a Finlandia, pero eso fue lo de menos.

El seleccionador danés, Kasper Hjulmand, también tuvo que sacar fuerzas de flaqueza para dirigirse a la prensa. En algunos momentos estaba tan emocionado, que apenas podía contener las lágrimas.

"Estoy muy afectado -reconoció-. En el pasado viví una situación similar en la que casi perdimos a un jugador en el campo y sé lo que significa. Veo cómo todo el mundo está tendiendo la mano a su familia y eso es lo que hay que hacer. Es una noche muy dura. Todos nuestros pensamientos y oraciones están con Christian y su familia".

En pleno partido, Eriksen se desplomó. Los momentos que siguieron fueron angustiosos, con los sanitarios haciendo una reanimación cardiaca al jugador en pleno campo, mientras los jugadores daneses, con el rostro desencajado y llorando, formaban un círculo alrededor para protegerlo de las miradas.

La selección danesa ha anunciado que anula su entrenamiento de este domingo y las ruedas de prensa hasta el próximo aviso.