Última hora
This content is not available in your region

"El indulto es una solución parcial e incompleta", asegura Aragonès

Por Aida Sanchez Alonso
euronews_icons_loading
Newly appointed Catalan regional president Pere Aragones speaks during a press conference in Belgium
Newly appointed Catalan regional president Pere Aragones speaks during a press conference in Belgium   -   Derechos de autor  KENZO TRIBOUILLARD/AFP
Tamaño de texto Aa Aa

El recién elegido presidente catalán Pere Aragonès ve el inminente indulto de los presos independentistas como un “primer paso”. El gobierno español anunciará en los próximos días el indulto de los 12 políticos y activistas condenados por participar en la organización del referéndum unilateral de independencia de 2017. Nueve de ellos estan presos. Ha hablado con Euronews durante una visita a Bruselas.

“El indulto es una solución parcial e incompleta. Es cierto que es un paso y un paso que pueda permitir la libertad de los presos políticos actuales, no lo vamos a rechazar. Pero sí que es cierto que debemos subrayar que aún hay muchas causas pendientes", ha apuntado Aragonès.

En los últimos meses, tanto el gobierno español como algunos de los partidos independentistas han abierto una puerta al diálogo. No significa que hayan renunciado a la independencia, sino que están explorando nuevas vías para conseguirla.

“Nuestra propuesta es clara, que es el ejercicio del derecho a la autodeterminación, un referéndum sobre la independencia de Cataluña y una ley de amnistía que acabe con la represión”, ha pedido Aragonès.

Esta nueva fase del conflicto también podría tener repercusiones a nivel europeo. Las relaciones entre la Generalitat y las instituciones europeas se encuentran en su punto más bajo desde hace años, pero Aragonès aspira a reconstruirlas.

“El gobierno de Cataluña ha empezado a funcionar hace pocas semanas, por lo tanto aún es pronto para poder juzgar el planteamiento que tendrán las instituciones europeas. Nosotros estamos abiertos y es nuestro interés poder tener la mejor de las relaciones posibles, porque evidentemente Cataluña está dentro del ámbito de la UE, nuestro proyecto es un proyecto claramente europeísta”, ha asegurado el presidente.

Pero los indultos ya han creado divisiones en España. El sector empresarial catalán apoya la idea, pero los partidos conservadores y de extrema derecha españoles se oponen a ella y lo demostraron en una manifestación el pasado fin de semana.