Última hora
This content is not available in your region

Las partidos franceses se miden en el termómetro de las regionales

Por Guillaume Petit
euronews_icons_loading
Un cartel electoral en Francia
Un cartel electoral en Francia   -   Derechos de autor  Euronews
Tamaño de texto Aa Aa

Hace buen tiempo y la pandemia parece remitir. El verano se acerca. Y los franceses no parecen muy apasionados por las elecciones regionales del domingo. Al contrario, todo apunta a cierto grado de desinterés y, a veces, incluso rechazo. "De todos modos, creo que una vez elegidos, los políticos están más preocupados por sus carreras y por cómo ser reelegidos que por nuestra sociedad y lo que queremos", asegura una ciudadana.

La participación suele ser menor en las elecciones regionales. Pero este año podría alcanzar su mínimo histórico. Sin embargo, Nathalie Blamat, presidenta de una asociación vecinal del distrito de la Guillotière, en Lyon, votará sin dudarlo.

La seguridad es su principal preocupación. Junto con otros 600 vecinos, ha presentado una demanda colectiva contra el Estado y quiere enviar un mensaje a los políticos. Ha votado a la izquierda toda su vida, pero recientemente ha decidido pasarse a la derecha: "Las peleas en la calle son cada vez más frecuentes. Los robos se suceden con regularidad. Estamos esperando que (los políticos) tengan realmente en cuenta nuestras preocupaciones."

Las regiones no tienen competencias en seguridad

Le problema es que el Gobierno de la región no se encarga de la seguridad, sino del desarrollo económico, el transporte interurbano, los institutos, la gestión del agua y la gestión de los programas regionales europeos Entonces, ¿qué tiene que ver este tema con la campaña?

"Ha habido toda una serie de atentados de una gravedad sin precedentes, como la decapitación de un profesor. Estos peligros han contribuido a polarizar la atención de los votantes y de los medios de comunicación sobre esta cuestión de seguridad.", explica Frédéric Micheau, director adjunto de Opinionway

Sea causa o consecuencia de la atención mediática a este asunto se prevé que la derecha gane en tres de las mayores regiones, mientras que el partido de extrema derecha de Marine Le Pen va, según las encuestas en cabeza en la primera vuelta en varios departamentos .

A sólo diez meses de las elecciones presidenciales, estos sondeos regionales se consideran un ensayo para los partidos políticos con dificultades nacionales. Un partido en el poder lucha contra las figuras locales de la derecha popular y un Rally Nacional de extrema derecha busca ganar credibilidad, ya que las encuestas indican Marine Le Pen será la mayor rival de Emmanuel Macron. Pero una posible baja participación en estas elecciones regionales también podría sugerir que todos los partidos se enfrentarán, de nuevo, el próximo año al reto de convencer a los franceses de que voten y crean de nuevo en ellos.