Última hora
This content is not available in your region

Rechazo a la ley LGBTQI de Hungría

Por euronews
euronews_icons_loading
Rechazo a la ley LGBTQI de Hungría
Derechos de autor  John Thys/AFP or licensors
Tamaño de texto Aa Aa

La nueva ley LGBTQI aprobada por Hungría ha centrado toda la atención en la cumbre europea. 17 Estados miembros han firmado una carta, a iniciativa española, pidiendo que la UE continúe luchando contra la discriminación hacia el colectivo LGBTIQ. Pero el primer ministro holandés, Mark Rutte, ha ido más allá y ha asegurado que Hungría debería abandonar la UE si no se deroga la ley."El objetivo es obligar a Hungría a ponerse de rodillas con respecto a este tema. Tienen que entender que son parte de la Unión Europea y de la comunidad de valores compartidos que somos", ha pedido Rutte.

Otros líderes han apostado por recordar su juventud, ya que el texto prohíbe, por ejemplo, las charlas de información sobre el colectivo LGBTIQ a menores. "Tenéis que saber muchos jóvenes se suicidan porque no se aceptan a sí mismos como son y entonces que se les culpe a nivel nacional, por ser considerados no normales; que sean considerado un peligro para los jóvenes, es no darse cuenta que ser gay no es una elección, pero ser intolerante si es una elección y yo seguiré siendo intolerante a la intolerancia y esta será mi lucha de hoy", ha detallado el primer ministro de Luxemburgo, Xavier Bettel.

Aunque en la agenda oficial de la cumbre la migración ha seguido siendo una prioridad y los líderes europeos han pedido asociaciones con países de origen y tránsito. Muchos de ellos han apoyado la idea de renovar el apoyo financiero a Turquía para retener refugiados y recibir a los expulsados de Grecia. "Damos todo nuestro apoya a que acojan refugiados en su región, y que la Unión Europea, pero también la República de Austria, los estén apoyando activamente no es nada nuevo y es bueno. Si ahora la Comisión Europea está destinando más dinero a este propósito es apropiado”, ha manifestado el canciller de Austria Sebastian Kurz.

También han debatido las relaciones con Rusia, tras una propuesta francoalemana que ha sorprendido a los otros Estados miembros. Los dos socios han propuesto restablecer las conversaciones de alto nivel con el presidente Putin. Una idea que no todos comparten.