Última hora
This content is not available in your region

Panamá busca el 8% de su PIB en la minería del cobre

Access to the comments Comentarios
Por euronews
euronews_icons_loading
El grupo ecologista Mimar protesta en Ciudad de Panamá
El grupo ecologista Mimar protesta en Ciudad de Panamá   -   Derechos de autor  /AFP
Tamaño de texto Aa Aa

Depósitos metálicos cilindricos del tamaño de edificios de varias plantas. Están abandonados en medio de la selva de Panamá. Y junto a ellos maquinaria, herramientas, pozos, son una cicatriz en la selva, las consecuencias de la minería sin control.

La vegetación centroamericana devoró gran parte de las estructuras de lo que fue Petaquilla Gold, una mina de oro cuyos propietarios panameños y canadienses abandonaron en 2014 en el entorno del Cerro Petaquilla, en Donoso, provincia de Colón, a unos 220 km al oeste de Ciudad de Panamá por carretera.

Ahora, el gobierno panameño quiere borrar el mal recuerdo de contaminación, sueldos sin pagar y daño ecológico para convertir el país en el cuarto productor de cobre de América tras Chile, Perú y México.

A casi dos kilómetros del lugar, en 2019 inició la extracción de cobre a cielo abierto Minera Panamá, controlada por la canadiense First Quantum desde 2013, Van talar casi seis mil hectáreas 5.900 hectáreas, pero aseguran que reforestarán diez mil hectáreas.

El gobierno panameño está decidido a jugar la carta de la minería y ofrece todo tipo de garantías.

La subdirectora nacional de Recursos Minerales del Ministerio de Comercio e Industria, Ana Méndez, explica que el gobierno ha vuelto a "traer a la vida" la licitación para exploración de dos reservas mineras aledañas, de unas 25.000 hectáreas, que también comprende lo que fue Petaquilla Gold.

Mientras el gobierno de Panamá tiene los ojos puestos en una industria que podría llegar a ser un 8% del PBI las protestas de grupos ambientañlistas se suceden tanto por el recuerdo de las anteriores operaciones mineras como por rl impacto ambiental de las nuevas.

Fuentes adicionales • Narración: Enrique Barrueco