Última hora
This content is not available in your region

Escasa afluencia en las playas de Sídney durante el confinamiento por COVID-19

Por Reuters
Escasa afluencia en las playas de Sídney durante el confinamiento por COVID-19
Escasa afluencia en las playas de Sídney durante el confinamiento por COVID-19   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Tamaño de texto Aa Aa

Por Jill Gralow

SÍDNEY, 5 jul – El lunes, mientras salía el sol sobre las playas de Sídney a mitad de camino de un cierre de dos semanas, se veía a algunos surfistas cogiendo las famosas olas de Bondi.

Los habitantes pueden salir al exterior para hacer ejercicio y divertirse. Bajo el sol invernal, los corredores utilizaban el paseo marítimo y otros caminaban por la playa. Más tarde, se veían más personas en la playa de Coogee, solas o en pequeños grupos.

El 26 de junio, Sídney entró en confinamiento mientras las autoridades del estado de Nueva Gales del Sur (NSW) trataban de contener un brote de la variante del COVID-19 altamente infecciosa, la delta, que se propagó rápidamente en la ciudad más grande de Australia.

Más de un millón de personas en el centro de Sídney y en los suburbios del este de la ciudad ya estaban confinados debido al brote, pero las autoridades sanitarias dijeron que necesitaban ampliar las restricciones después de que se registraran más casos de COVID-19.

El lunes, Nueva Gales del Sur dijo que los próximos dos días serían “absolutamente críticos” para decidir si el confinamiento de Sídney, que debía terminar el 9 de julio, se extendería con el aumento de los casos de la variante delta. Más de 5 millones de habitantes de Sídney están bajo órdenes estrictas de permanecer en casa.

El total de infecciones en el último brote ha superado las 300. En Nueva Gales del Sur se notificaron 35 casos locales el lunes, igualando el mayor aumento diario de infecciones en lo que va de año, registrado hace dos días.

Menos del 10% de la población adulta de Australia, que cuenta con algo más de 20,6 millones de personas, se ha vacunado completamente, mientras que más del 30% ha recibido al menos su primera dosis.