Última hora
This content is not available in your region

La justicia española investiga a Repsol y Caixabank en presunto caso de espionaje

Por Reuters
La justicia española investiga a Repsol y Caixabank en presunto caso de espionaje
La justicia española investiga a Repsol y Caixabank en presunto caso de espionaje   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Tamaño de texto Aa Aa

MADRID, 8 jul -La Audiencia Nacional ha puesto a la petrolera Repsol y Caixabank bajo investigación oficial este jueves como parte de una investigación sobre un presunto caso de espionaje, mostró un documento publicado por el tribunal.

La decisión se tomó tras la petición de la Fiscalía Anticorrupción el miércoles. Altos ejecutivos de estas empresas ya están investigados por sospechas en relación con los supuestos tratos de las empresas con la firma Cenyt, del exjefe de policía José Manuel Villarejo.

El auto, divulgado a los medios de comunicación, pide que se investigue si las dos empresas contrataron al exjefe de policía José Manuel Villarejo para espiar al entonces presidente de la constructora Sacyr, Luis del Rivero, en 2011 y 2012.

El juez Manuel García Castellón considera que existen indicios de que Caixabank y Repsol interceptaron las llamadas telefónicas realizadas por Luis del Rivero y personas cercanas a él, según ha informado el juzgado en un comunicado enviado este jueves a los medios de comunicación.

Repsol respondió al auto judicial indicando que desde el inicio de la pieza judicial, “que se concretó en el pago de cuatro facturas por un importe total de 185.000 euros, Repsol ha promovido e impulsado todas las actuaciones necesarias para el esclarecimiento de los hechos y circunstancias que concurrieron en dicha contratación”.

“Esas actuaciones, llevadas a cabo tanto con recursos internos como con la intervención de expertos independientes, han puesto de manifiesto de forma concluyente la inexistencia de infracciones o incumplimientos de los procedimientos internos de Repsol, sin que existiese, ni siquiera, el menor afán de ocultación”, según indicó en un comunicado en el que indicó su disposición para seguir colaborando con la justicia.

El grupo, que recuerda que condición de investigada en la instrucción judicial no tiene consecuencia alguna sobre la sociedad, su gobernanza o actividad, señaló que “demostrará que (i) ni hubo incumplimiento ni infracción de norma alguna; (ii) ni era posible conocer que ninguna persona relacionada con Cenyt tuviese la condición de funcionario en activo, puesto que se había permitido y ocultado ex profeso dicha condición por quienes tenían la capacidad para hacerlo”.

Por su parte, un portavoz de Caixabank dijo que “como siempre”, colaborarán con las autoridades judiciales.

La decisión judicial del jueves se produce tras la petición del fiscal anticorrupción del miércoles.

García Castellón investigará si la contratación de Villarejo tenía como objetivo desbaratar un pacto entre Sacyr y la petrolera estatal mexicana Pemex, que pretendía hacerse con Repsol en ese momento, según el comunicado del jueves.

Repsol era entonces parcialmente propiedad de Caixabank.

Ni Pemex ni Sacyr respondieron inmediatamente a una solicitud de comentarios.

Según el sistema judicial español, no se pueden presentar acusaciones formales hasta que la primera fase de la investigación haya terminado. Estar bajo investigación no significa necesariamente que habrá una acusación formal.