Última hora
This content is not available in your region

La inestabilidad en Afganistán preocupa a Moscú

Access to the comments Comentarios
Por Euronews
euronews_icons_loading
La inestabilidad en Afganistán preocupa a Moscú
Derechos de autor  Pavel Golovkin/Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved.
Tamaño de texto Aa Aa

Los talibanes ganan terreno en Afganistán tras la salida de las tropas de Estados Unidos y la OTAN y los problemas pueden alcanzar a Rusia. Las fuerzas extranjeras han abandonado el país y los radicales aseguran que están avanzando, pese a la oposición del Ejército local. Dicen controlar 250 de los 398 distritos del territorio.

"Está claro para ustedes y para todo el mundo que ahora mismo el Emirato Islámico (como se refieren a sí mismos los talibanes) tiene el control del 85% del territorio de Afganistán `[...] No estamos por la labor de tomar el poder, queremos que todos los afganos desempeñen su papel en el gobierno con nosotros según sus capacidades y conocimientos", ha dicho Shahabuddin Delawar, jefe del grupo de contacto de los talibanes.

Un posible éxodo

Estás aseveraciones no han podido ser confirmadas por el Gobierno. De ser ciertas, el avance se estaría produciendo en el norte del país, desde la frontera en el oeste con Irán hasta la línea divisoria con China,. Rusia podría sufrir por el éxodo hacia exrepúblicas soviéticas. Moscú, además, ha denunciado la concentración de miembros del grupo Estado Islámico en el norte de Afganistán.

"Mientras esto ocurra en territorio de Afganistán no tomaremos ninguna medida salvo repetir nuestros llamamientos insistentes a iniciar cuanto antes el proceso político apoyado por todos los afganos[...] Los acontecimientos en Afganistán nos preocupan exclusivamente desde el punto de vista de que los problemas no se extiendan a los países vecinos", advierte Serguéi Lavrov, ministro ruso de Exteriores.

El Kremlin asegura que los talibanes controlan dos terceras partes de la frontera con Tayikistán. Es en las zonas rurales donde están mostrando su supremacía y amenazan ciudades importantes como Herat. El Ejecutivo aseguró el viernes que había derrotado a los radicales en la localidad de Qala i Naw, objetivo de los insurgentes desde el inicio de su ofensiva..