This content is not available in your region

Las negociaciones entre Serbia y Kosovo siguen sin avanzar

Access to the comments Comentarios
Por Shona Murray
euronews_icons_loading
EU HR Borrell chairs the Belgrade-Pristina dialogue - July 2021
EU HR Borrell chairs the Belgrade-Pristina dialogue - July 2021   -   Derechos de autor  GAETAN CLAESSENS/European Union

Los esfuerzos para conseguir normalizar las relaciones entre Serbia y Kosovo han fracasado de nuevo. Los líderes se habían reunido este lunes en Bruselas para relanzar las conversaciones.

Ha sido el primer encuentro presencial entre el presidente serbio, Aleksandar Vučić, y el primer ministro de Kosovo, Albin Kurti. "La reunión ha sido difícil y ha revelado enfoques muy distintos entre las dos partes respecto a la normalización de las relaciones entre Serbia y Kosovo. Por ello, hemos conseguido muy pocos avances", detallaba el mediador de la UE, Miroslav Lajcak.

Según varias informaciones, el primer ministro de Kosovo Kurti, le ha recordado al presidente Vucic que desde 1878 Serbia ha sido la responsable de tres genocidios contra los albanokosovares.

El presidente serbio Aleksandar Vučić ha acusado a su homólogo kosovar de vivir en el pasado. “Siempre están repitiendo lo mismo: no se puede abrazar el futuro sin el pasado. Ha sido un círculo vicioso. Ojalá continuemos con algo hasta principios de septiembre ", ha deseado Vučić.

Aunque la reunión no tuvo éxito, tanto Serbia y Kosovo quieren unirse a la UE, por lo que es necesario encontrar una solución viable a los problemas heredados y actuales.

El jefe de la Política Exterior de la UE, Josep Borrell, cree que ambos tienen un futuro en la UE. “Serbia y Kosovo deben cerrar finalmente el capítulo de su doloroso pasado mediante un acuerdo extenso y jurídicamente vinculante sobre la normalización de las relaciones y mirando hacia un futuro europeo para sus ciudadanos. El futuro es más importante que el pasado. El pasado es importante pero tenemos que mirar hacia adelante”.

Las conversaciones se han estancado por varias razones; incluidos los problemas políticos nacionales y la falta de coordinación entre la UE y EE. UU., que apoyan conjuntamente el proceso.