Última hora
This content is not available in your region

Proyecto transfronterizo para asegurar la supervivencia de seis especies animales en Alsacia

Por Cyril Fourneris
euronews_icons_loading
Proyecto transfronterizo para asegurar la supervivencia de seis especies animales en Alsacia
Derechos de autor  euronews
Tamaño de texto Aa Aa

Igual que ocurre en muchos humedales, la región del Rin, entre Francia y Alemania, está sufriendo una preocupante disminución de la biodiversidad en su territorio. En la zona, se lleva a cabo un proyecto transfronterizo para proteger varias especies animales en peligro de extinción. Uno de los animales amenazados es el mochuelo europeo. Esta pequeña ave estuvo a punto de extinguirse en la región, hace unos 25 años, debido, en gran parte, a la desaparición de los huertos y sus árboles con cavidades naturales, donde le gusta anidar. Hoy la especie se recupera gracias a la plantación de árboles frutales y a la instalación de cientos de ‘cajas nido’, que le ofrecen la comodidad de las cavidades naturales.

"Actualmente, podemos estimar que hay unas 700 parejas en Alsacia. Hemos pasado de 150 parejas, a finales del siglo pasado, a 700 parejas, gracias al esfuerzo de voluntarios apasionados por esta ave, que han puesto en marcha acciones para salvar la especie y permitir el crecimiento de su población", declara Dominique Bersuder, voluntario de la Liga para la Protección de las Aves, LPO.

En el marco del proyecto de biodiversidad de Ramsar, que abarca Alemania y Francia, se han distinguido seis ‘especies objetivo’. Cuenta con un presupuesto total de 1,2 millones de euros; la mitad de él, financiado por la Unión Europea.

Otra de las seis especies es la avefría europea, ave propia de los humedales, cuyo número ha disminuido a medida que su ambiente natural ha sido transformado y drenado para la agricultura. Se han excavado varias depresiones en el borde de las tierras agrícolas para esta ave. Gracias a estas ‘charcas’, la avefría tiene acceso a larvas y artrópodos. Esto facilitará su desarrollo.

"Hay que recordar siempre que la vida forma parte de una gran cadena alimentaria, por lo que, si hay avefrías, necesariamente existen animales que sirven de alimento para estas aves y que, a su vez, se alimentan de una vegetación específica. Así que nos encontramos en lo que llamamos un ‘ecosistema funcional’, y los humanos formamos parte de esta gran biodiversidad", afirma Cathy Zell, responsable de Desarrollo y Comunicación de LPO Alsacia.

Se dice que las aves no tienen fronteras. Por ello, las acciones también se llevan a cabo en la parte alemana del Rin. Estas charcas han sido adoptadas por el charrán común. Esta ave migratoria se reproduce de forma natural, protegida de los depredadores, en zonas pedregosas... que desaparecieron con la canalización del Rin.

"El charrán común es una especie que tiene el mismo problema a ambos lados del Rin. Ya no encuentra zonas naturales de reproducción en nuestros países. Y, como da igual que vuele del lado alemán o del francés, es bueno que trabajemos juntos", señala Mare Haider, ornitóloga del Instituto de Ecología y Conservación de la Naturaleza de Bühl.

Los ecologistas insisten en la urgencia de modificar nuestras prácticas agrícolas para tener más en cuenta el destino de las aves, que también pueden prestar una excelente ayuda para los cultivos.